Google No dejes que el Magnesio arruine tu entrenamiento - Es Dojo Judo en Palma de Mallorca y Judo videos

martes, 25 de septiembre de 2012

No dejes que el Magnesio arruine tu entrenamiento

El Blog de fitness:

magnesio y entrenamiento

Hace un tiempo que llevo trabajando con un fisioterapeuta tratando de solucionar algunos de los problemas que van surgiendo a mediados de los treinta sobre todo si te has creído una cabra montesa el resto de tu vida. Una de las cosas que más me sorprendió de este profesional fue la constante insistencia sobre si estaba tomando suficiente magnesio. ¿Magnesio? No me pregunta por vitaminas, minerales, si como o duermo bien, solo magnesio, magnesio y magnesio. Esto, evidentemente, despertó mi curiosidad y empecé a investigar.
Este mineral cumple con un papel fundamental en la contracción muscular, en la síntesis proteica y, por tanto, en la regeneración de los tejidos dañados durante el entrenamiento.

Al final, si lo analizas, alcanzas a entender como desde que empiezas a entrenar, terminas y se lleva a cabo el proceso de recuperación que determinará si obtienes o no la respuesta esperada, el magnesio resulta determinante. Ingiere una cantidad insuficiente y todos estos procesos se resentirán evitando que obtengas los resultados que deberías. De hecho un estudió sometió a dos grupos a un mismo plan de entrenamiento de tres días semanales obteniendo mejores resultados en desarrollo muscular y fuerza en aquellos a los que se les dio 8mg/kg/día de magnesio comparado con el grupo al que se le administró el placebo.

Según los estudios, menos de la mitad de los individuos en países desarrollados ingieren la cantidad mínima diaria recomendada. Si tenemos en cuenta que estos datos siempre hacen referencia a personas sedentarias, en aquellos sometidos a un gran desgaste físico los datos serían incluso más alarmantes. Desde los inicios del S.XX el consumo medio de magnesio se ha reducido más de la mitad, de 500mg/d a 175 de media, aumentando considerablemente el de calcio llegando a estar en un ratio de hasta 4 a 1 a favor de este último. Si tenemos en cuenta que para el correcto funcionamiento del metabolismo este ratio no puede superar el 2 a 1, como mínimo empieza a ser preocupante. Este desajuste se está barajando como posible causante, entre otros muchos, del incremento de casos de diabetes tipo II, así como de la epidemia inflamatoria, también llamada inflamación silenciosa, a la que nos llevamos enfrentando desde hace unos años en occidente.
Conseguir este mineral es muy sencillo. No hace falta que acudas a ninguna tienda o página web especializada pues lo venden en cualquier farmacia y a un precio muy razonable. Menos de 4€ a la semana me gasto yo en el producto que podéis observar en la foto.