Google ¿Qué es la Movilidad funcional?: 5 movimientos imprescindibles - Es Dojo Judo en Palma de Mallorca y Judo videos

jueves, 26 de septiembre de 2013

¿Qué es la Movilidad funcional?: 5 movimientos imprescindibles

En muchos deportes la movilidad funcional puede ser algo importantísimo y que a la vez es poco valorado. Sin embargo, muchos atletas que practican deporte a diario, o 3 veces por semana, sienten que su cuerpo está rígido. Que están agarrotados. Esto se debe simplemente a que son poco flexibles. Una frase que se escucha habitualmente es: "no tengo flexibilidad porque mi genética no me lo permite."

Siempre hay un poco de tiempo y un lugar para poder estirar. Cuando entrenas fuerte y notas el cuerpo rígido, es un buen momento para realizar una serie de estiramientos después del entreno. Sin embargo, si tu cuerpo requiere de estos estiramientos cada vez que terminas el entrenamiento, entonces es que algo estás haciendo mal. El estiramiento ayuda a ganar flexibilidad, y la flexibilidad provoca que te sientas menos rígido en el día a día y que por lo tanto no precises de relajar los músculos tras el entrenamiento. Además, con la flexbilidad se gana un mayor control del cuerpo y de la posición a la hora de hacer los ejercicios. La movilidad funcional de nuestro cuerpo mejora.

movilidad funcional
Foto de sxc.hu

Los leopardos, como la mayoría de felinos, tienen un gran control en sus movimientos. Y esto viene de una buena base muscular y de una musculatura flexible. Cuando saltan sobre la base de una roca, caen con una amortiguación y un control sobre su movilidad funcional increíbles. Ganar el control sobre la movilidad funcional es la clave para tener una buena ejecución en el movimiento. Algunos entrenadores hacen que sus deportistas realicen el movimiento con los ojos cerrados. No se trata de realizar el movimiento correctamente, sino de conocer cómo has llegado a hacerlo bien. El camino que has pasado para llegar a tener una buena ejecución en tu movilidad funcional. El hecho de realizar estos movimientos con los ojos cerrados ayuda a poder ser más conscientes de cómo se desarrolla la ejecución. Créeme cuando digo que si te centras en respirar, relajarte y concentrarte, puedes llegar a tener un mayor control sobre los movimientos que realizas y llegar a resolver el 90% de los problemas de movilidad funcional.

1. Respiración


Para aquellos que no lo sepan, la respiración es el movimiento funcional que más veces se realiza a lo largo del día y el que menos se mejora. Cualquier esfuerzo físico que hagamos, ya sea de forma prolongada o de corta duración, requiere que nuestro torso se ensanche para poder tomar mayor aire. Lo creas o no, si no estás respirando correctamente, cualquier pequeña cosa que hagas será mucho menos efectiva. ¿Algunas razones de porqué la respiración es tan importante en la movilidad funcional?

-Respiras alrededor de 20.000 veces al día. Si no lo haces en una posición correcta, son muchas que te están perjudicando.

-Malos patrones en la respiración están directamente relacionados con la ansiedad y la depresión.

-El proceso por el que los pulmones absorben aire para respirar es determinante para la estabilidad del tronco. Y la estabilidad que tengamos en el tronco es determinante para la fuerza que podamos generar con nuestras caderas y hombros. Algo fundamental en cualquier deporte.

-Una respiración adecuada ayuda a disminuir la frecuencia cardíaca, lo que hace que a priori puedas vivir más.

2. Activación de la cadera lateral y posterior


Esto viene a ser la movilidad funcional que tienen los glúteos. Muchas gente no realiza un buen trabajo de movilidad en los glúteos. En general, no se utilizan los glúteos porque no se tienen buenos hábitos en la respiración. Hay muchas series que consiguen activar la movilidad de los glúteos y poder utilizarla mejor.

-Intenta empezar siempre en la posición más sencilla posible. Recuerda que este tipo de movimientos están enfocados a la movilidad funcional, y no para movimientos de hipertrofia o de fuerza. La posición más sencilla que puedas tomar te permite sentir como se están realizando una correcta activación en tu musculatura. A medida que puedas avanzar hacia movimientos más complicados, podrás tener la referencia del movimiento anterior, más sencillo y conocer dónde puedes estar fallando. De esta forma, escalón a escalón, y desde la posición más sencilla, se puede mejorar la movilidad funcional y la flexibilidad.

-Céntrate en los pies. Inicia el movimiento teniendo en cuenta que los dedos de los pies se levantan ligeramente y que el peso está sobre el talón. Dirige la fuerza hacia el exterior. Asegúrate de que puedes mover los dedos pequeños de los pies. Deberías de ser capaz de poder mantener tres puntos de contacto todo el tiempo.

-Mantén la posición y realiza varios ciclos de respiración completa. Cuando lleves algo de tiempo, notarás como la espalda puede curvarse hacia delante. Si es el caso, será muy complicado poder mantener los ciclos de respiración adecuadamente. Debes conseguir mantener la espalda erguida y permitir que el torso realice su trabajo de respiración.


3. Estabilidad escapular


Se trata de la salud de nuestros hombros la mayoría de las veces. Como cuidarlos y evitar lesiones. Cuando hay dolor en alguno de los hombros o en ambos, podemos mirar a la escápula como principal sospechosa de este dolor. Una vez más y como no es de extrañar, la respiración juega un importante papel en la estabilidad escapular. Los pulmones deben de llenarse de aire para poder mantener una buena estabilidad, con el fin de mantener una buena posición entre la escápula y la columna.

Sin embargo, como el hombro tiene una gran movilidad funcional y suele realizar movimientos de gran velocidad, también es importante fortalecer la musculatura a su alrededor. Los pequeños músculos que actúan como soporte.

movilidad funcional
Foto de sxch.hu


Fuente: Juggernaut System 



Esta entrada fue publicada por primera vez en www.esdojo.es