Google Es Dojo Judo en Palma de Mallorca y Judo videos: junio 2013

domingo, 16 de junio de 2013

El estudio sobre uno mismo: claves en la mejora del rendimiento deportivo

En el mundo del deporte cada hay año salen auténticos portentos físicos, sin embargo desaparecen tan rápido como llegaron. Una de las principales causas de que suceda esto es que algunos deportistas se estancan de forma relativamente rápida en la mejora de su rendimiento. Cuando la genética toca su punto máximo, estos deportistas dejan de saber cómo continuar mejorando.  La técnica y el dominio del deporte que practicas es lo que separa a los buenos deportistas de los genios, de los mejores. La excelencia está en los pequeños detalles.

En ocasiones para que suceda este punto de estudio en la propia ejecución de la técnica de un mismo, viene a raíz de una lesión grave causada por en exceso de entrenamiento. En este punto podemos cambiar nuestra mentalidad, y ver que no sólo con el machaque físico podemos llegar a lo más alto. También necesitamos analizarnos.

Muchos deportistas nunca se preocupan de la técnica y la mejora de los pequeños detalles. Simplemente entrenan y entrenan, levantando más peso, tirando más veces a canasta o haciendo más uchikomis. Pero se estancan. No progresan. No son más rápidos, ni se mueven con mayor soltura.

En algún momento todos llegamos a un potencial genético donde los músculos no se harán más fuertes y más rápidos. O por lo menos, las ganancias que notemos serán muy lentas. Cada deportista puede mejorar la biomecánica corporal analizando la técnica en sus movimientos. Aquí exponemos una lista de 3 cosas que pueden aumentar significativamente el rendimiento de un deportista.

1. Grábate en vídeo.

Esta es una herramienta que puede llegar a ser muy útil y está infrautilizada. Sobretodo con la tecnología que tenemos hoy en día. Grábate desde varios ángulos, varias veces a la semana. Te quedarás sorprendido de cómo estás ejecutando realmente la técnica y de cómo pensabas que lo hacías. Puedes analizarlo con personas que sepan más que tú y podrás intentar corregir cada uno de tus movimientos.

2. Revisión, Revisión, Revisión.

Grabar esto y subirlo a YouTube no es suficiente. El propósito de la revisión del vídeo es el de analizarte a ti mismo una y otra vez. Cada noche, después de mis entrenamientos veo 15-20 minutos la sesión de esa noche. Eso al final de la semana y al final del mes supone haber revisado la ejecución de tus movimientos un montón de veces. Creo firmemente en las repeticiones mentales que puedes hacer de la ejecución de tus movimientos. Pueden ayudar mucho en la mejora de tu técnica. Por ejemplo, cada noche mientras intentas quedarte dormido, en vez de contar ovejas, visualízate desde fuera realizando un determinado movimiento. Una y otra vez. El revisar los vídeos de ti mismo de forma periódica hará que te sea mucho más fácil la visualización de estos auto-movimientos.

3. Comparar.

Compara tus movimientos con los del pasado, tanto las buenas ejecuciones y los buenos movimientos como los que no son tan buenos. Otra herramienta que puedes utilizar es visionar personas con un físico parecido al tuyo. Comparar tu técnica con la de ellos e intentar encontrar cosas en las que tú eres mejor y cosas en las que no eres tan bueno y puedes mejorar. Si encuentras a alguien que es más pequeño que tú, o aparentemente más débil, pero realiza la técnica de forma mucho más fácil, estudia el porqué. Qué hace de diferente y cómo puedes aplicarlo tú mismo en tu propia biomecánica.




domingo, 9 de junio de 2013

Deporte y estudios: ¿Compatibles?

Nos ha llegado al correo de contacto de Es Dojo un email de contacto que nos parece muy interesante compartirlo con vosotros:

Hola, se van a cumplir 30 años desde que empecé a hacer judo. Con todo ello sólo me gustaría decir que con el paso de los años he visto a muchos compañeros, jóvenes, que me han dicho que no pueden venir a entrenar porque tienen que estudiar. La mayoría de las veces me he enterado más tarde, cuando preguntas porqué aquella persona ha dejado de venir, que es porque está estudiando para unos exámenes muy importantes. El problema de esto es que pierden la rutina de entrenamiento y es muy difícil volverla a coger. 

En los casos que me he enterado antes, como ha sucedido con una compañera que ha empezado a hacer judo recientemente, me gusta presentarles el caso de algunos compañeros que son cinturones negros y que entrenan actualmente en Es Dojo. En los miembros actuales del gimnasio y entre los cinturones negros, más concretamente, podemos encontrar varios diplomados y licenciados en diferentes carreras (Empresariales, Física, Relaciones Laborales, Derecho...). La explicación que le doy a esto, es que la práctica constante el judo llega a domesticar el espíritu. De los frutos del entrenamiento se ven los resultados. 



Una de las pocas cosas que ha tenido la crisis actual que estamos viviendo, y por desgracia, es que ha echado un poco por tierra la cultura del pelotazo tan presente en nuestra sociedad. Que way es aquel o aquella que se forraba sin dar un palo al agua. Esto obviamente no podía acabar en otra cosa que generando una burbuja. Y no sólo inmobiliaria. 

Cuando los jóvenes de hoy en día convencen a sus padres de que no tienen tiempo para entrenar el deporte que están practicando y también estudiar y mantener un buen nivel en sus estudios, lo único que están diciendo con ello es que no son capaces de ser perseverantes y que están eligiendo su tiempo, su tiempo libre después de clase, en estar al día en las redes sociales, en jugar a video juegos, o en ligar. No son sinceros con el hecho de que no se puede hacer las dos cosas (estudios y deporte). Cuando yo estuve preparando selectividad para ir a la universidad, ni me plantee el hecho de dejar de entrenar. De hecho, el entrenamiento se puede convertir en la válvula de escape para desestresarte, para relajar tu mente y para acabar rindiendo mucho mejor en el estudio el día siguiente. 



Si eres una persona que estás estudiando en el instituto o en la universidad y practicas un deporte de forma habitual, créeme, es posible organizarse y rendir en las dos cosas de forma muy óptima. En el caso de que seas padre, también créeme con que tu hijo/a no necesita las 7 horas que tiene la tarde, después de las clases para estudiar. No se está preparando para entrar en la NASA. Además de no ser sano, es muy poco probable que las utilice todas las horas con un rendimiento de estudio alto.

El japonés y el español tienen dos expresiones que pueden tener cierto parecido, pero en el fondo son muy diferentes. En España cuando alguien tiene que hacer algo importante le deseamos suerte: "¡que tengas suerte!". Cuando de la suerte se tratara. Muchas veces la suerte tiene poco que influir. Si lo has trabajado, entrenado y machado, el porcentaje de suerte que influya es probable que no sea relevante.

Sin embargo, en Japón tienen otra expresión que es "ganbatte kudasai". Esta expresión viene a ser algo así como: no dejes de intentarlo, se persistente, se cabezón. Se utiliza en los mismos casos, pero el fondo es completamente distinto. Esta expresión quiere decir que lo intentes hasta que te salga. Que lo practiques, lo entrenes y seas cabezón. Una vez detrás de otra. No de la suerte.



sábado, 8 de junio de 2013

¡Otras 22 cosas sobre los beneficios del Yoga!

1. El Yoga alivia la ansiedad, la depresión y el estrés.
2. El Yoga puede incrementar la confianza en uno mismo/a.
3. El Yoga puede mejorar tu humor.
4. El Yoga te da una perspectiva más positiva de la vida.
5. El Yoga te quita ira, hostilidad y agresividad.
6. Podrás mejorar la concentración y la motivación en otras cosas que hagas.
7. El Yoga mejorará tu memoria.
8. El Yoga puede mejorar también tus tiempos de reacción debidos a agentes externos.
9. El Yoga hará que tengas una vida más larga y sana.
10. El Yoga mejora tu equilibrio y tu postura.
11. El Yoga te ayudará a escuchar tu cuerpo y a prevenir posibles lesiones.
12. El Yoga puede ayudar a prevenir enfermedades como el Alzheimer.
13. Puede reducir síntomas como el desorden obsesivo compulsivo.
14. El Yoga te puede ayudar con creces en los problemas de migraña.
15. El Yoga acelera tu metabolismo y por lo tanto te ayuda a adelgazar.
16. El estilo de vida que ofrece el Yoga, también te lleva a tener una alimentación saludable.
17. El Yoga te ayuda a dejar de fumar.
18. Practicando Yoga es muy probable que puedas mejorar la calidad de tu sueño.
19. El estiramiento del músculo mejorará problemas como la celulitis.
20. Las sesiones de Yoga para niños no suelen ser superiores a los 25 minutos.


lunes, 3 de junio de 2013

Las primeras 22 cosas que no sabías sobre el Yoga

1. El Yoga tiene más de 5.000 años.
2. El Yoga es originario de la India.
3. El Yoga está inspirado en prácticas como el hinduismo, el budismo y el jainismo.
4. Se dice que los primeros yogis fueron intoxicados con la bebida sagrada soma.
5. El Yoga fue practicado originalmente como una forma de curación.
6. El Yoga es una de las disciplinas físicas más antiguas que existen.
7. El Yoga conecta la mente, cuerpo y espíritu.
8. El Yoga combina posturas, respiración y meditación.

9. El idioma oficial del Yoga es el Sanskrit.
10. La palabra yoga significa unión.
11. Hay hasta 19 tipos diferentes de Yoga.
12. También hay hasta 66 diferentes posturas oficiales de Yoga.
13. La respiración de Yoga se llama pranayama.
14. La posición de la manos en Yoga es llamada mudras.
15. Mudras afecta a nuestra energía corporal.
16. Bikram o yoga caliente se practica en habitaciones con tempraturas superiores a 40º y 50% de humedad.
17. Jivamukti Yoga se creó para la música.
18. Los estudiantes de Mysore Yoga son invitados a practicar las posturas que ellos quieran.
19. Hasyayoga o el Yoga de la risa se practica en más de 60 países.
20. El Yoga de silla es practicado por personas de avanzada edad o personas con discapacidades.
21. El mayor centro de Yoga en Asia es el Markandeya Yoga en la ciudad de Bali.
22. El libro de Yoga con mayor número de ventas en inglés es "Luz sobre el Yoga: Yoga Dipika" de B.K. S Lyengar.

¡Y Es Dojo os seguirá contando unas cuantas cosas más que no sabíais sobre el Yoga!



sábado, 1 de junio de 2013

10 razones por las que el Yoga es un gran complemento para cualquier deporte

1. El Yoga mejora el rango de tu movimiento y tu movilidad general.

¿Se levantan tus talones del suelo y no mantienes el peso en ellos a la hora de hacer cualquier tipo de movimiento que así lo requiera? (como por ejemplo las sentadillas). ¿Tienes falta de movilidad en la rotación de tus hombros o en la extensión de tus caderas a la hora de realizar un determinado movimiento que requiere el deporte que practicas?

Practicar una serie de posturas básicas del Yoga durante un tiempo y de forma habitual pueden hacer mejorar mucho todos estos problemas, que al fin y al cabo afectan directamente a nuestro rendimiento. Si eres capaz de hacer posturas como el perro cabeza abajo, el guerrero o la paloma a diario o varias veces a la semana es probable que notes una importante mejoría en tu movilidad general. Recuerda que la flexibilidad y movilidad de tus musculos y articulaciones son claves a la hora de mejorar
determinados movimientos.


2. El Yoga te ayuda a focalizar.

En el Yoga clásico dan mucha importancia a enfocar un punto y concentrarse en él. Esta técnica va avanzando a medida que practicas yoga cuando debes mantener el mismo punto focalizado, pero en movimiento. Esta técnica de crear un punto y concentrarse en el mismo, incluso cuando te estás movimiendo, ayuda enormemente en realiazar una técnica de judo a un oponente, en el levantamiento olímpico o en cualquier deporte cuyo objetivo sea un punto en concreto.


 3. El Yoga te enseña a ser más eficiente en la respiración.

Hay muchos atletas que se mueven y tienen una técnica realmente buena. Sin embargo, la forma en que respiran es bastante mala. Vinyasa Yoga es la práctica que te enseña a respirar mientras estás realizando un movimiento. En Yoga se repiten muchos términos como inhalar y exhalar.

Tomar consciencia de la respiración y mejorarla puede ayudarte con creces en los entrenamientos sean de larga duración. Así como controlar las altas pulsaciones en los que sean de corta duración pero alta intensidad. Llegar a sincronizar la respiración con el ritmo de trabajo es un factor clave.

Además, el Yoga también ayuda a aprender a utilizar la respiración desde el diafragma de forma profunda, que conlleva a que tu capacidad para producir energía y mantener los movimientos por períodos más largos crezca.


 4. El Yoga desarrolla tu capacidad de equilibrio.

El equilibrio es unas de las diez habilidades físicas generales. Es fundamental en casi cualquier deporte que se practique. Practicar posturas de Yoga como el árbol,  el águila, el bailarín o la media luna pueden mejorar mucho tu capacidad de controlar el equilibrio. Cuando acabas de empezar a practicar Yoga este tipo de posturas suelen ser de las más complicadas. Simplemente no estamos acostumbrados a ellas. Pero con el tiempo tu cuerpo acaba adaptándose. Y esto se refleja en cualquier deporte que estés practicando.



5. ¡El Yoga te mantiene en forma!

Muchas veces el Yoga ha podido adpotar una imagen de baja intensidad, suave y para chicas.Hay pocas cosas tan falsas como esto. El Yoga puede ser de una intensidad muy alta. Es cierto que depende del tipo de Yoga que se practica. Hay algunos que están más enfocados al movimiento rápido y al fortalecimiento de la musculatura, y otros a la flexibilidad y la relajación de mente y cuerpo. Sin embargo, cualquiera de ellos requiere que estires y mantengas tensión en todo tu cuerpo, de forma dinámica.Cabe añadir, de que si practicas otro deporte, el estiramiento dinámico de tus músculos, además de hacerte ganar flexibilidad, ayuda en el crecimiento de éstos.

6. El Yoga te da tiempo para relajarte.

En la mayoría de deportes de competición, la intensidad de entrenamiento suele ser elevada. Sin embargo, tan importante es entrenar con alta intensidad, como saber descansar. La relajación es importante  para interiorizar la información que has recibido. La relajación también ayuda a ser capazar de volver con más fuerza y determinación al entrenamiento del día siguiente.

El próximo día que te toque descansar, intenta cambiar la tarta de chocolate que te vas a comer por una serie de movimientos de yoga, seguidos de la parte de relajación. A ver qué tal te sienta. Bueno, estoy bromeando. Simplemente haz las dos cosas.

7. El Yoga fortalece las buenas posturas.

Practicar Yoga de forma habitual hará que sin darte cuenta estilices tu postura corporal. No te darás cuenta y estarás sentado en la oficina con la espalda recta, o recogerás objetos del suelo inclinándote con una buena postura en tu espalda.

Los antiguos yogis practicaban Yoga con el objetivo de que las posturas habituales que debían de hacer en su vida diaria fueran al mismo tiempo posturas que les ayudaran, fortalecieran y al final se pudieran hacer sin a penas esfuerzo.

Quizás en el deporte que practicas habitualmente estás realizando un tipo de movimiento repetitivo que con el Yoga, sin darte cuenta, corregirías posturalmente.


8. El Yoga puede ser un buen entrenamiento físico.

Una de las cosas que más pueden llamar la atención, es ver como personas realmente fuertes y atléticas, cuando realizan una clase de Yoga, a los 5 minutos tienen la camiseta completamente sudada.
El Yoga puede ser duro, realmente duro si no estás acostumbrado. Sin embargo, no te preocupes, es muy poco proable que acabes vomitando al final de la clase. La sensación al acabar una clase de Yoga probablemente sea muy diferente a la de un entrenamiento convencional. Pero con la camiseta sudada.

9. El Yoga crea comunidad.

Cada vez que encuentras a personas con un objetivo común, se conectarán los unos con los otros de forma mucho más sencilla. La raíz de la palabra Yoga proviene de "yug", que significa disfrutar juntos, conectar, diverstirse... La esencia del Yoga radica en el concepto de que si conseguimos conectar entre nosotros de forma más profunda, con nuestros cuerpos y nuestra respiración, entonces se conseguirá estar más los unos con los otros.

10.¡El Yoga es divertido!

Aunque haya posturas extrañas, una constante concentración en la respiración, ejercicios de equilibrio... el Yoga puede ser muy divertido. Puedes bromear al final de la clase de forma amistosa de la falta de flexibilidad de algun compañero, y ensalzar a otro por sus logros. Se puede adaptar el Yoga haciendo movimientos rítmicos y de baile. ¡El Yoga puede ser algo divertido!


Ya sabes que si buscas un centro en Palma de Mallorca dónde practicar Yoga, en Es Dojo puedes. Si no es así te conviene entrar aquí y leer esto.

Fuente: Tabatimes

Entradas Relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...