Google Es Dojo Judo en Palma de Mallorca y Judo videos: agosto 2013

sábado, 31 de agosto de 2013

Dos nuevas actividades en Es Dojo para Septiembre: Pilates y Zumba

Si quieres practicar zumba o pilates en Palma de Mallorca pero no sabes dónde, ahora en Es Dojo, a partir de Septiembre, vas a tener oportunidad de probar.

¿Qué es el pilates? Es un sistema de entrenamiento físico y mental creado a principios del siglo XX por Joseph Hubertus Pilates, quien lo ideó basándose en su conocimiento de distintas especialidades como gimnasiatraumatología y yoga, uniendo el dinamismo y la fuerza muscular con el control mental, la respiración y la relajación. (Fuente: Wikipedia)

¿Y que hay del Zumba? El Zumba es un movimiento o disciplina fitness de origen colombiano, enfocado por una parte a mantener un cuerpo saludable y por otra a desarrollar, fortalecer y dar flexibilidad al cuerpo mediante movimientos de baile combinados con una serie de rutinas aeróbicas. La zumba utiliza dentro de sus rutinas los principales ritmos latinoamericanos, como lo son la salsa, el merengue, la cumbia, el reggaetón y la samba. (Fuente: Wikipedia)

Las clases de zumba serán por las mañanas entre semana y las clases de pilates los lunes y los miércoles por las tardes, a partir de las 20:00. Para más información podéis llamar o enviar un e-mail a Silvia y Bernat. Cuando tengamos exactamente los nuevos horarios se irán poniendo aquí.

Pilates

Zumba



martes, 27 de agosto de 2013

Viaje y Judo en Polonia con WOMA Travel

Durante la semana pasada de Agosto, algunos miembros de Es Dojo a través de la agencia de viajes WOMA, que ofrece un turismo ligado a las artes marciales, viajaron a Polonia. El motivo era el de practicar un poco de judo, hacer deporte y visitar el país.

Estuvimos cerca de la zona de Chlapowo, ubicada en el Norte de Polonia. El hostal quedaba a poco más de 1,5 km del centro de alto rendimiento, donde el equipo nacional polaco de judo estaba realizando una concentración esa misma semana.



Ver mapa más grande

Probablemente, lo que más nos ha llamado la atención es la diferencia de precios de Polonia respecto a España. Es un país bastante más barato que el nuestro. No está muy lejos, pertenece a la Unión Europea y en verano tiene unos paisajes espectaculares. Así que es un sitio que merece la pena visitar.

En el caso de Chlapowo, al ser un sitio pegado al báltico, había bastante turismo local. En concreto, a lo largo de toda la península que llega hasta Hel, había montones de campins y personas practicando diferentes deportes acuáticos (windsurf, palet surf, etc.).



Además de esto, tuvimos la suerte de poder visitar el castillo de Malbork, el cual tiene cientos de años de historia y que en gran parte ha sido reconstruido debido a que Polonia siempre ha sido zona de campo de batalla. Probablemente, en la actualidad goza de uno de los mayores períodos de paz desde la IIª Guerra Mundial. También visitamos el campo de concentración de Stutthof y los horrores que cometió el nazismo durante el holocausto.

Gracias a Goyo y a Edyta por este gran viaje y esperamos poder repetir.

Castillo de Malbork


Campo de concentración de Stutthof
Zapatillas recogidas en el campo de concentración de Sutthof
En uno de los pueblos polacos que visitamos había una especie de fiesta en conmemoración a la II Guerra Mundial, donde algunas personas iban vestidas de época.
Nuestro amigo Udoka en la fiesta de despedida
En la fiesta de despedida con los judokas polacos
Goyo, empresario y director de WOMA Travel y Bernat, uno de nuestros senseis.



Judo videos: Mundial Judo Brasil 2013: Finales del día 1

Judo videos: Mundial de Judo Brasil 2013: Día 1

domingo, 18 de agosto de 2013

Katsuhiko Kashiwazaki: Biografía de un judoka (III)

Durante mi estancia en la escuela secundaria, me rompí me codo derecho dos veces y una vez el izquierdo. Además de varios dedos de las manos y los pies. Mi madre, como es natural, me pidió que dejara el judo y estudiara o practicara otra cosa. Sin embargo, ya estaba decidido que quería crear mi propio estilo y ser un campeón en el judo. Estas lesiones conllevaron en que potenciara aún más mi judo en el suelo y sobretodo técnicas efectivas para llegar de pié a suelo. Solicité ir a la Universidad de Tokai realizando los exámenes de acceso y los pasé de forma satisfactoria. Estuve muy contento porque por aquel entonces en la Universidad de Tokai estaba Inokuma sensei y Sato sensei, y ambos eran unos especialistas en judo suelo. El sobrenombre de Sato sensei era Ne-waza-Sato porque su judo suelo era muy fuerte. Cuando entré en Tokai, Sato sensei estaba en proceso de convertir a dicha universidad en la más fuerte de Japón. Estaba completamente dedicado al Judo. Nunca cogía vacaciones. Tampoco bebía ni fumaba. Utilizaba casi todos los momentos del día para mejorar su judo. Incluso cuando venía a la Universidad en tren, mejoraba su agarre con diferentes técnicas de entrenamiento. Para Sato sensei, el Judo es una forma de vida, y no termina donde acaba el tatami. Fuera del tatami también hay Judo.

Cuando no estaba enseñando en los tatamis de la Universidad, solía acudir a otros dojos como el Kei-Shicho o el Kodokan, u otras universidades fuertes. También estudió otros deportes de combate, como el sambo, lalucha o el sumo. Todo lo que tuviera relación con el Judo era estudiado por Sato sensei. Fue un excelente modelo para todo aquel que quisiera ser un competidor de élite. Predicando con el ejemplo.

Mi gran primera competición fue cuando cursaba segundo año en la universidad. El campeonato absoluto de Japón. Tres meses antes de la competición, Sato sensei dijo que no era un estudiante fuerte y perdí mi plaza en el Gasskujo, la antesela de los potenciales campeones. Después de que oyera que Sato sensei creía que no era un estudiante fuerte, decidí probarme a mí mismo. Llegué siempre el primero  en la sesiones de correr de por las mañanas. Llegué el primero cada día durante cuatro años. No fue fácil. Forzarme tan duramente a correr me dio unos niveles de estamina muy buenos. Conseguí, también, mejorar mi técnica. Todo ello me llevó a poder combatir en la final. Aunque no gané, quedé segundo ante Minami. Este resultado me dio mucha confianza en mí mismo y me confirmó que si quería ser un campeón debía de mejorar mi técnica.
Empecé a participar en los campeonatos por equipos, que no tenían límite de peso. Fui el participante más ligero en este tipo de competición que había tenido la universidad. También fui nombrado el mejor estudiante judoka del año.

Mientras tanto Sato sensei seguía entrenando muy duramente, aunque todavía no había podido conseguir proclamarse campeón de Japón. Un día, en 1972, me dijo: “el que lo intenta más que el resto puede llegar a ser un judoka muy fuerte, pero para convertirse en un campeón necesitas hacer algo extra, algo especial.” Este fue un comentario muy profundo.  Estaba valorando la posibilidad, de que a pesar de que lo hubiera intentado durante mucho tiempo, quizás él mismo no fuera nunca un campeón. Después de mi graduación en 1974, Sato sensei tenía 30 años y todavía seguía intentando alcanzar su sueño. Mucha gente pensó que probablemente ya era demasiado mayor para ser campeón del All-Japan Championship, pero ese mismo año, a pesar de que estaba muy lejos de su condición física óptima alcanzada años atrás, finalmente fue campeón de Japón. Estuve allí para verlo convertirse en un campeón. Con lágrimas en los ojos, me dijo: “Kashiwazaki, si entrenas más fuerte que el resto, puedes convertirte en un campeón.” Tuve mucha suerte de tener a estos tres entrenadores, tan especiales.

Cuando cumplí los 23 años, me gradué en Tokai. Mi ambición desde que era joven, fue la de ser profesor. Había tenido buenos profesores y ellos habían sido un buen ejemplo para mí. Fui a enseñar a la prefectura de Ibaraki. En un pueblo rural en la parte noreste. Mis estudiantes del instituto de Taga High School fueron de mucha ayuda para que pudiera convertirme en el campeón de Japón, y en 1975 lo conseguí. Esto fue inusual y algo extraño, porque los judokas fuertes casi siempre entrenaban juntos en grandes ciudades, como Tokyo. Pero yo tuve que entrenarme y prepararme con métodos poco convencionales: corría mucho e hice muchos randoris de sombra y uchi-komi. Al acabar los entrenamientos de judo de los estudiantes del instituto de Taga, iba a la pista de baloncesto. Cuando caía la noche, la pista quedaba completamente a oscuras. Esto me ayudaba muchísimo para poderme imaginar a mis oponentes y poder entrenar mi judo conmigo mismo. Fue como si tuviera a personas realmente fuertes entrenando conmigo.



Mientras estuve en Taga tomé muy pocos descansos en mi entrenamiento durante 7 años. Cada mañana iba a correr con diferentes estudiantes, no sólo los de judo. Algunas veces miembros del equipo de béisbol, o del equipo de atletismo. Incluso después de una competición de alto nivel, al día siguiente, muy temprano, tenía algunos estudiantes tocándome la puerta para que fuera a correr. El problema es que vivía muy cerca del instituto. Y claro, cada año había estudiantes que llamaban a mi puerta. Por supuesto, cuando ganaba una importante competición lo celebrábamos todos juntos. La mayoría de veces venían a mi casa a comer y beber y como eran buenos chicos, lo dejaban todo ordenado y limpio.

Mis colegas del instituto fueron siempre de mucha ayuda y también amables. Me cubrían algunas clases cuando yo tenía que realizar ejercicios de sentadilla o de press de banca. Asega Toshiyuki fue un compañero y amigo que me ayudó mucho. Incluso cuando las cosas no fueron demasiado bien, él estuvo ahí. Es un gran hombre y un gran amigo.

La gran decepción de mi carrera sucedió cuando en Mayo de 1980 el gobierno japonés declaró que no iba a participar en los juegos olímpicos de Moscú. Recibí una medalla de la AJJA en la categoría ligera como competidor seleccionado, representando a Japón en Mosú, pero claro, para mí esto no era suficiente y tampoco me consolaba. El director de la escuela, naturalmente, quería que allí fuera profesor y aunque anteriormente había aceptado que fuera a entrenar pidiendo que me sustituyeran mientras me preparaba para las olimpiadas, no estuvo demasiado contento cuando le solicité otro año para poder preparar el campeonato del mundo. Podía sentir como mi cuerpo se hacía mayor. No podía entrenar tan bien como me gustaría  y debía de elegir entre el trabajo y mi amor hacia el judo. Elegí el judo y decidí marcharme de Ibaragi. Mi próximo destino fue en Tokyo.

El entrenamiento fue mucho mejor aquí. Empecé a entrenar en la universidad de Tokai a tiempo completo. Pude entrenar muy bien con judokas muy fuertes en los mejores dojos de Japón. Cuando luché en los campeonatos mundiales sentía que iba a ganar sin ninguna duda. Fue la época también, en que probablemente más disfruté en los entrenamientos. Sabía que físicamente estaba bien, y técnicamente también. Además, acumulaba la parte de madurez que me daba mucha experiencia en comparación a los jóvenes estudiantes de Tokai.

Recuerdo como en las concentraciones con el equipo nacional japonés, solíamos entrenar con el equipo junior nacional y acudíamos a entrenamientos donde se reunían los mejores judokas de todo Japón. Tanto jóvenes como los más veteranos. Si veía a algún joven que en el futuro podía ser de mi peso y ya era fuerte, le pedía para practicar. Generalmente me dejaba tirar con facilidad con su tokui waza (su técnica favorita). El chico cogía confianza y cuando años más tarde volvía a encontrarme con él, esta vez en una competición e intentaba hacer su técnica favorita con mucha confianza, yo le hacía una contra técnica con mayor facilidad. Y ganaba.

Además, en las mismas concentraciones, si por la noche quedábamos un grupo grande para beber, en general solía ser el senpai, por ser el más mayor. Por lo que ordenaba a todos los chicos que bebieran bastante. Yo también bebía. Bueno, al menos hacía como si bebiera mucho. Luego hacía ver que estaba muy borracho, aunque no era cierto. A la mañana siguiente les despertaba a todos a las 6:00 de la mañana para ir a correr y apretaba mucho el ritmo. Correr siempre se me dio bien. Ellos me habían visto la noche anterior en muy mal estado y no podían comprender cómo era capaz de correr tanto y tan rápido. Esto hacía que los presentes y futuros rivales me respeteran más.

Debí de hacer muchos sacrificios, dejar el trabajo que amaba para volver a Tokyo a entrenar. Todo el mundo me ayudó muchísimo. Mis amigos, los estudiantes, Sato sensei y la universidad de Tokai. No podía considerar la posibilidad de perder. Era impensable. Gané el Campeonato del mundo de Masstrich el 5 de Septiembre de 1981.




Un mes más tarde volví a Japón. Fui hospitalizado por la lesión en el codo que tenía y tuvieron que operarme. Por lo que no pude competir en el Open de Japón y tampoco pude entrenar durante dos meses. Después, una noche, después de tres meses de haber vuelto a los entrenamientos, estaba sentado en mi casa y noté algo extraño. Mi cuerpo empezó a desvanecerse y tuve un terrible dolor de cabeza. Era incapaz de mover el lado izquierdo de mi cuerpo. No había nadie allí para ayudarme y estuve sentado toda la noche hasta que Sato sensei me encontró al día siguiente. Fui llevado al hospital y después de una semana los fuertes dolores de cabeza pararon. El doctor me dijo que debería de estar unos 6 meses allí hospitalizado, sin embargo me fui al mes de entrar. Mis amigos Yamashita, Shirase y Sato sensei fueron de gran ayuda durante esta época. Volví a casa y quise continuar haciendo judo otra vez, a riesgo de sufrir un daño cerebral irreparable o parálisis. Tenía un fuerte daño en el cuello, los doctores no sabían muy bien porqué había sido causado, si por el judo o algún accidente de nacimiento, pero no querían arriesgarse a que hiciera más judo. Sin embargo, empecé a entrenar otra vez y de hecho, me noté realmente fuerte. Tiraba a todo el mundo fácil. Más fácil de lo que nunca lo había hecho. Pero los estudiantes y mis parejas de entrenamiento no querían entrenar fuerte conmigo a riesgo de que sufriera daño. La fortaleza con la que me notaba al entrenar no era real. Entré en el Campeonato nacional de Japón y perdí, para mi sorpresa, teniendo en cuenta mi preparación. Decidí que era hora de retirarme. Pero no me retiraría como un enfermo que se pasaba el día tomando pastillas. Me quería retirar como un campeón, así que decidí a ganar la Kano Cup.

Había ganado competiciones para mí mismo, para la universidad, para Japón, pero nunca había luchado por mi salud. Paré de tomar las medicinas porque estaban teniendo efectos negativos sobre mi cuerpo y entrené durante los siguientes 6 meses priorizando la competición que venía. Y el día llegó. Todo el mundo sabía que esa era mi última batalla. Todos mis amigos y colegas vinieron, incluso mi familia y mis tres profesores. También mi prometida, Sumiko. Generalmente, no solían venir a verme porque si perdía podía caer en una profunda depresión. Sin embargo ese día era diferente. Quería enseñarles que ese era el verdadero yo y no alguien sentado en una silla de ruedas. Era mi última oportunidad. Gané a mi gran rival Sahara en la final con Ashi-tori-ouchi-gari por ippón. Tuve una sensación muy extraña al acabar. El final de mi carrera como competidor. Me sentí triste. Pero tuve bastante suerte de poder acabar mi carrera como un campeón y con mi salud intacta.



Este post fue originalmente escrito en http://www.esdojo.es/.

domingo, 11 de agosto de 2013

¿Cuál es la mejor dieta? Depende del objetivo que tengas y de tu cuerpo.

Hoy en día el número de dietas que aparecen en internet, con sus correspondientes fanático-adeptos crece de forma vertiginosa. Puede ser complicado elegir cuál es la mejor dieta de todas ellas. En mi opinión, no existe una dieta que sea la mejor. La mejor dieta para cada persona es aquella que nos facilite el camino para conseguir nuestros objetivos. Ya sean de salud, deportivos, etc.

En este artículo voy a discutir seis de las dietas más populares que circulan por internet. Sin embargo, y ante todo, quier dejar claro que este artículo está basado en las observaciones que he tenido con clientes, hablando con otros entrenadores y médicos y con mi propia experiencia personal. Quizás tengas una experiencia diferente con alguna dieta en concreto a la que he tenido yo. Y esto es bueno.

Muchas de estas dietas son difíciles de comparar unas con otras porque manipulan diferentes aspectos de la nutrición. Sólo hay 4 principales componentes en cualquier programa de nutrición. El nivel de calorías, macros ratios, el tiempo de nutrición y las fuentes de alimentación (de qué te alimentas). En cualquier momento que alguien desarrolla un nuevo tipo de dieta, está manipulando uno o varios componentes de los citados anteriormente.

1. Paleo dieta


La dieta de los cazadores-recolectores consiste en carne, pescado, vegetales, frutas, frutos secos, aceite, semillas... Se basa principalmente en alimentarse de lo que se alimentaban nuestro antepasados. Por lo tanto, no incluye todos los alimentos procesados.

-Lo que manipula: la fuente de alimentación.

-Nivel de salud: alto. Esta basada en alimentos sin procesar, con alto nivel nutritivo.

-Coste: elevado. Especialmente si compras carnes y alimentos orgánicos.

-Dificultad: media. Puedes encontrar carne y verduras casi en cualquier parte, pero evitar completamente alimentos procesados, azúcares, pastas, etc... Puede ser todo un desafío.

-Eficacia: puede ser extremadamente eficaz. Sin embargo, el nivel de calorías, el nivel de macros y el tiempo en que tomas la comida todavía es importante. El hecho de que algo sea "aprobado" por la Paleo dieta no quiere decir que te vaya a hacer perder grasa o kilos.

-Errores comunes: pensar que sólo por que algo es Paleo puedes comer cantidades ilimitadas. Pensar que cualquier cosa No-Paleo puede matarte. Las personas tenemos diferentes tipos de tolerancia para diferentes alimentos.

-Para quién es buena: sobretodo deportistas. Personas que estén interesadas en la pérdida de grasa, que tampoco quieren tener un control muy estricto de contar calorías y que les guste gastar en buena alimentación y después cocinarla. Puedes hacer que la dieta Paleo sea menos cara, pero también te llevará bastante más tiempo.

Recursos:  The Paleo Solution by Robb Wolf, Everyday Paleo by Sarah Fragoso

2. IIFYM


En inglés: "If it Fits Your Macros" (Si se ajusta a sus macros). Este programa de nutrición tiene un gran número de seguidores. Está principalmente basado en comer teniendo en cuenta los rangos de macronutrientes (proteína, cabrohidratos y grasa) para conseguir tus objetivos (perder grasa, ganar masa muscular, etc.)

-Lo qué manipula: Macronutrientes totales. Y por lo tanto, el nivel de calorías conveniente.

-Nivel de salud: dependerá del tipo de comida que se consuma y cuál sea el nivel total de calorías consumidas. Los carbohidratos que vienen de un helado tienen un efecto completamente distinto del efecto en nuestra salud de los carbohidratos que vienen de las patatas.

-Coste: medio.

-Dificultad: aunque estés comiendo cada semana alimentos parecidos, puedes se un inconveniente el hecho de tener que estar contando y registrando todas tus comidas, macronutrientes y calorías.

-Eficacia: puede ser realmente efectiva si el nivel de macronutrientes totales y el nivel de calorías sestán correctamente diseñados para conseguir tu objetivo.

-Para quién es buena: para aquellas personas que no les importante seguir un plan nutricional. Además, que tampoco les importa tener un seguimiento de los macronutrientes en cada una de sus comidas. Para los que quieres ganar musculo o perder grasa.

Recursos: If It Fits Your Macros

3. Ayuno intermitente


Esta dieta se basa en mezclar largos períodos de ayuno con tiempos de comer lo que a uno le plazca.
Hay muchas formas de estructuras estos períodos. Desde 16 horas de ayuno y 8 horas de alimentación, hasta 36 horas de ayuno y 12 de alimentación.

-Lo que manipula: el tiempo de nutrición y habitualmente esto afecta al nivel de calorías.

-Nivel de salud: esto depende de qué tipo de alimentos estés consumiendo y sobre qué niveles de macronutrientes y calorías te muevas. Algunos expertos sugieren que el simple hecho de ayunar y luego comer mucho es bueno para la salud. Aunque esto es muy discutido.

-Coste: medio/bajo. Tiene sentido si tus niveles de consumo bajan, el nivel de gasto medio también.

-Dificultad: puede ser muy conveniente para mucha gente. El hecho de tener que estar muchas horas sin preocuparte de comer y sin tener que gastar tiempo en ello. Personas ocupadas.

-Eficacia: una vez más, depende de otros factores. Mucha gente ha tenido buenas experiencias con diferentes versiones del ayuno intermitente.

-Errores comunes: asumir que puedes comer lo que quieras porque has estado ayunando.

-Para quién es buena: profesionales ocupados, personas que viajan a menudo, personas que piensan que comer puede ser un inconveniente.

Recursos:  Lean GainsEat Stop EatPrecision Nutrition Intermittent Fasting

4. Ciclos de carbohidratos


Esta dieta la encontramos habitualmente en los programas de crecimiento muscular. Puede haber también ciclos de grasa, por ejemplo. Hay, generalmente, niveles altos, medios y bajos de días en el consumo de carbohidratos.

-Lo que manipula: los niveles de macronutrientes, y por lo tanto el nivel calórico.

-Nivel de salud: generalmente está considerada como una dieta saludable. Ningún macronutriente es eliminado o muy restringido. Sin embargo, el tipo de alimentos y el nivel de calorías, como casi siempre, tienen gran importancia.

-Coste: medio.

-Dificultad: media. Cuando coges la rutina de contar macros, puedes generalmente a ojo saber qué tipo de comida y el nivel de macros que tiene esta. Sin embargo, si tienes que pesar todos tus alimentos y posteriormente medir el nivel de macros de ellos, puede resultar complicada.

-Eficacia: si los niveles son correctamente medidos para los objetivos de la persona que la utiliza, esta dieta puede ser extremadamente efectiva para la pérdida de grasa, ganancia muscula y la recuperación muscular.

-Errores comunes: mirar a ojo las porciones de comida, aunque generalmente lo hagas bien, puede llevar a que cojas una mala medición a ojo y la repitas durante mucho tiempo.

-Para quién es buena: las personas que no quieren contar y registrar macros y aquellos que no quieren restricciones en un tipo de comida. Generalmente, alternas entre días bajos, medios y altos de carbo hidratos, por lo que no estás privándote  de ningún macronutriente.

Recursos: Beginner’s Guide to Carb CyclingResearch Approved Carb Cycling

5. Carb Back-loading [carga posterior de carbohidratos]


Este tipo de dieta está basada en la manipulación de los niveles de macronutrientes, principalmente en los tiempos de alimentación. Los alimentos con un índice glucémico elevado están permitidos, y hacen que la dieta sea efectiva.

-Lo que manipula: el nivel de macronutrientes y el tiempo en el que los ingieres.

-Nivel de salud: este es un punto complicado en esta dieta. El debate sobre lo saludable que es esta dieta es bastante común. Sin embargo, muchos seguidores de CBL han experimentado cambios positivos y mejoras en su salud, asociados a la pérdida de grasa o al incremente de la sensibilidad hacia la insulina.

-Coste: medio

-Dificultad: entre media y alta. Algunas de las recomendaciones de la CBL pueden ser inconvenientes que dificulten la dieta. Por ejemplo, el suero consumido en diferentes partes de los días en los que entrenamos. Aunque esto no sea estrictamente necesario, sí que mejora considerablemente la eficacia de la dieta.

-Eficacia: mucha gente ha obtenido grandes resultados en la pérdida de grasa y en la mejora del rendimiento deportivo utilizando esta dieta. Sin embargo, hay que ser estrictos en su utilización.

-Errores comunes: según Kiefer, el creador de esta dieta, comer demasiada grasa que proviene de  vegetales/verduras y no de animales, comer carbohidratos con demasiado bajo índice glucémico y sobretodo, consumir carbohidratos en timpos no correctos de consumo.

-Para quién es buena: aquellas personas que quieran resultado mientras tienen libertad para elegir los alimentos que quieren. Sin embargo, esta libertad está restringida a los tiempos específicos de consumod y a los horarios de entrenamiento.

Recursos: Carb Backloading

6. Cetogénica


Este programa de nutrición fuerza la restricción de carbohidratos y lleva al cuerpo a entrar el cetósis (ituación metabólica del organismo originada por un déficit en el aporte de carbohidratos, lo que induce el catabolismo de las grasas a fin de obtenerenergía, generando unos compuestos denominados cuerpos cetónicos, los cuales descomponen las grasas en cadenas más cortas, generando acetona que es usada como energía por el cerebro y el resto de órganos del cuerpo humano.) Incluye períodos de consumo de carbohidratos basados en ciertos objetivos.

-Lo que manipula: macronutrientes y sus ratios.

-Nivel de salud: medio. El nivel de salud de este tipo de dietas también ha sido un debate muy intenso durante mucho tiempo. Poco a poco y al parecer, estas dietas están siendo aceptadas.

-Coste: medio/alto. Los recursos de alimentos son de alta calidad, sobretodo si compras comida orgánica, carne y pescado de gran calidad.

-Dificultad: alta. 

-Eficacia: alta. Puede ser muy eficaz para perder grasa, si el tiempo de no consumo de carbohidratos es el apropiado.

-Errores comunes: no consumir suficiente grasa. Asumir que como los alimentos que consumes son bajos en carbohidratos, eres libre de consumir lo que quieras. 

-Para quién es buena: para las personas que tienen mentalidad de "todo o nada". Las personas que disfrutan siendo estrictas y que les gusta hacer de vez en cuando locuras. También es ideal para todos aquellos que no les guste contar calorías ni macronutrientes en cada comida.

Recursos:  Carb Nite SolutionAnabolic Diet



Fuente: Which Diet Is Right For You? apareció primero en Juggernaut Training Systems.


Katsuhiko Kashiwazaki: Biografía de un judoka (II)

Cuando cumplí los dieciséis años, fui al instituto de Kugi. Aquí empezó mi segundo período en mi desarrollo como judoka. Había conseguido curtir un espíritu de Judo muy fuerte gracias a los entrenamientos y a la educación de Kubo sensei. Sin embargo, en Kugi lo que aprendí fue el espíritu de ganar y perder. El señor Yuto Wayama fue el responsable de esto. Me dio unas buenas bases para lo que más tarde se convertiría en mi especialidad: Ne-waza.

Wayama sensei era un muy buen profesor de judo suelo. Siempre me decía que el Ne-waza podía mejorarse con entrenamiento, pero que en el Tachi-waza (judo pié) nuestro límites estaban más o menos predeterminados y  el talento natural cobraba mayor importancia.

Estudié judo después de la escuela con Wayama sensei 365 días al año. Incluso cuando hacíamos viajes de fin de curso a Kyoto, por ejemplo. Mi Ne-waza se hizo mucho más fuerte y empecé a ganar alguna que otra competición utilizando el judo suelo. Wayami sensei siempre fue una persona serie y taciturna. Nunca sonreía. Era un hombre grande, por encima de los 100kg y muchas veces le llamábamos Nobushi (que significa ser un samurai hermitaño, de la montaña). Nos imponía mucho porque su apariencia imponía mucho. Nos recordaba a un oso. Pero también inspiraba mucha confianza.

Una vez, cuando era estudiante de segundo curso, perdí un combate por ippón en una competición de barrio y contra un oponente al que normalmente ganaría. Me senté llorando después de la derrota y Wayama sensei me llamó para que fuera. Esperaba que me gritara o golpeara por haber luchado tan mal, sin embargo lo que dijo fue: “si entrenas duro, primero serás débil antes de convertirte en alguien fuerte.” Nada más.


Esto me hizo pensar mucho y empecé  a incrementar mis entrenamientos de carrera cada mañana y cada tarde. No había visto sonreír a Wayama sensei, pero pensé que si me convertía en un campeón quizás podría verle. A partir de este momento es cuando empecé a querer realmente ganar y concentré todo mi entrenamiento en ello.

Al final de mi segundo año en el instituto pude competir en el campeonato escolar (instituto) de la prefectura y conseguí llegar a la final, pero no gané. Tenía 16 años y todavía no había visto sonreír a Wayama sensei. Después de la final me dieron el certificado de segundo puesto, lo que me inspiró mucho más para ganar y quedar primero la próxima vez. Además de mi entrenamiento, empecé a planear las competiciones durante las clases habituales de la escuela. En vez de estudiar inglés o matemáticas, intentaba utilizar mi imaginación y plasmar la competición en un papel. Escribía cada uno de los pasos de una competición: “Rei, Hajime, ataco con seoi-nage, él me bloquea, entonces intentó hacer kouchi-gari… marco yuko y consigo inmovilizarle en yoko-shiho-gatame… Ippon. La siguiente pelea. Y así sucesivamente. Una vez detrás de otra. Intentaba visualizar las condiciones, al oponente, la atmósfera, todo.

Casi siempre me imaginaba ganando en la final por un bonito ippon y recibiendo el certificado de campeón para mí. Algunas veces, cuando estaba escribiendo en el papel los combates que iba a tener, en las clases los profesores me decían: Kashiwazaki, ¿puedes continuar con la lectura por favor? A lo que yo solía responder: “Lo siento, pero estoy combatiendo en la semi-final y estoy a punto de ganar. No puedo leer.” Pronto dejaron de pedirme que continuara atento a las lecciones. Debieron de pensar que estaba un poco loco. El año siguiente, gané la medalla de oro en el campeonato. En teoría esto debería de haberme alegrado y sorprendido mucho. Pero cuando lo has ganado en tu mente más de 500 veces, realmente deja de sorprenderte. Wayama sensei, sin embargo, todavía no sonrió. Escribí en mi diario: “Incluso un experto puede ser vencido si no le das oportunidad para atacar.”

No obstante, cuando fui al campeonato de High School de todo Japón, no tenía la misma obsesión que para el campeonato de la prefectura en mi cabeza. Perdí en el primer combate. Recuerdo claramente como cogí un resfriado tres días antes de la competición y no quería tener ningún tipo de excusa. Wayama sensei  hizo una botella con una medicina para los resfriados y me dijo que era para mí. Me dejó a solas con mi resfriado la noche anterior y en ese momento entendí el tipo de hombre que era. 

Durante las vacaciones de verano o de año nuevo, cada año íbamos a su casa porque Wayama sensei era muy popular y su esposa muy simpática y amable. Ella hacía habitualmente  comida para nosotros cuando teníamos una competición importante y nos invitaba a comer los domingos después de entrenar. Cocinaba muy bien y fue una segunda madre para nosotros.

Continuará...

Este post fue originalmente escrito en http://www.esdojo.es/

miércoles, 7 de agosto de 2013

Nuevos horarios en Es Dojo

Aquí podéis ver los nuevos horarios de Es Dojo, en el que incorporamos para septiembre clases de Pilates a partir de las 20:00 los Lunes y Miércoles.


lunes, 5 de agosto de 2013

Katsuhiko Kashiwazaki: Biografía (I)

La mayoría de las charlas que mantuvimos con Katsuhiko Kashiwazaki sensei cuando estuve en Budai me parecieron muy interesantes. Es un tipo peculiar. Muy peculiar. He intentado reunir aquello de lo que me acuerdo y contó sobre su vida y lo iré poniendo aquí en diferentes entradas.

Cuando empecé a hacer judo a los 10 años, jamás podría haber imagino que un día sería un campeón. A esta edad, de hecho, no tenía ningún tipo de aspiración hacía dicho objetivo. Recuerdo como, después de la escuela, en una calurosa tarde de verano, mientras caminaba volviendo a casa, pasé por delante de un Dojo local. La puerta estaba abierta. Vi a uno de mis amigos de la escuela practicando judo y decidí darle una oportunidad. Al principio no estaba muy interesado en ello.

No era especialmente fuerte, ni tampoco tenía ninguna habilidad innata en la que destacara. Todo el mundo me tiraba en el tatami y yo era incapaz de tirar a nadie. Pero estuve yendo al Dojo siete días a la semana, sin coger ningún día libre. Después de seis meses, todavía era solmente 5º Kyu, pero estaba satisfecho porque esto significaba que no sería mucho tiempo más un cinturón blanco. Puedo recordar comprando el cinturón verde y el día en que cambié de color. Estaba tan impaciente de estrenar mi nuevo cinturón que lavé mi judogi con el nuevo cinturón verde quedando verdes los dos. Ahora soy 7º dan, pero la sensación que experimenté el día que recibí el cinturón verde jamás se ha vuelto a repetir con un cambio de grado.

katsuhiko kashiwazaki
Katsuhiko Kashiwazaki
Mi profesor por aquel entonces, el señor Shotaro Kubo (5º dan) me dijo en aquel momento: “Ahora te estás volviendo fuerte, pero no debes de olvidar que así como te estás volviendo fuerte, también debes de crecer como persona.”

Kubo sensei tenía un estilo de entrenamiento muy duro, y también se interesaba por las cosas que nos pasaban fuera del tatami. Cada debía debíamos de leer el periódico y cada día, después de la clase de judo, se nos preguntaba sobre ello por nuestro Senpai. El objetivo era que no descuidáramos nuestras mentes con el objetivo de mejorar nuestro físico. Kubo sensei consideraba que el equilibrio físico y mental era muy importante. Debíamos de tener práctica en la lectura y no podíamos acudir a la práctica de judo hasta que no lo hubiéramos hecho. Esta mezcla de educación mental y física de nuestro cuerpo es el verdadero espíritu del Judo.

Mi primer profesor de judo también nos hacía practicar Shodo (caligrafía japonesa) y el alfabeto en inglés. Sin embargo, mis habilidades en esto, al igual que en el judo, no mejoraban lo rápido que me hubiera gustado. Kubo sensei fue un gran profesor y yo un alumno mediocre.

Habitualmente hacíamos los entrenamientos de verano (Shochugeiko) y los entrenamientos de invierno (Kangeiko). Íbamos a escalar a la montaña, recolectábamos dinero para la caridad y aprendíamos modales y formas de estar.

Tengo muchos recuerdos de Kubo sensei, sin embargo hay un recuerdo que destaca por encima de los demás. Cuando yo tenía trece años, siete de nosotros viajamos con él a Tokyo para visitar el Kodokan. Teníamos mucho tiempo y dinero para invertir en un sitio así. Estábamos realmente contentos de visitar el Kodokan. Cuando volvíamos a casa, en Iwate, tres de nosotros llegamos tarde sin ninguna excusa real. Kubo sensei tenía una cara realmente triste. Nos dijo que había fallado como profesor porque había sido incapaz de enseñarnos algo tan básico como la puntualidad. Uno a uno nos agarró las muñecas y nos obligó a golpear su cara. Decía que había sido mal profesor y que por ello nosotros también éramos malos alumnos. Cada uno de nosotros golpeó su cara. Este hecho me impresionó bastante y me hizo pensar en lo que había sucedido. Por entonces no terminé de entender lo que había pasado, pero años más tarde, cuando fui profesor y con el tiempo, cada vez lo vi más claramente.

Cuando cumplí los catorce años, Kubo sensei se fue a vivir a Kanagawa. Diecisiete años después estuvo en Maastricht (Holanda) para ver cómo me convertía en Campeón del mundo. Creo que fue un momento muy conmovedor para ambos.

Cuando cumplí los dieciséis años, fui al instituto de Kugi. Aquí empezó mi segundo período en mi desarrollo como judoka. Había conseguido curtir un espíritu de Judo muy fuerte gracias a los entrenamientos y a la educación de Kubo sensei. Sin embargo, en Kugi lo que aprendí fue el espíritu de ganar y perder. El señor Yuto Wayama fue el responsable de esto. Me dio unas buenas bases para lo que más tarde se convertiría en mi especialidad: Ne-waza. 

Continuará...

Este post fue originalmente escrito en http://www.esdojo.es/

domingo, 4 de agosto de 2013

Judo videos: Kim Jae-Bum (KOR) Wins Judo Men -81 kg Gold - London 2012 Olympics

Os dejamos el video de Judo de la final de -81kg en las pasadas olimpiadas de Londres, en el que el favorito y número 1 del mundo en el ránking, el surcoreano Kin Jae-Bum, gana.

jueves, 1 de agosto de 2013

Nuevo aspecto del club después de las vacaciones de verano

Durante las vacaciones de verano, Es Dojo ha hecho una serie de mejoras en el club para que la práctica de las artes marciales y el entrenamiento deportivo en general pueda ser óptimo.