Google Deportes de combate: 5 cosas a tener en cuenta en la preparación física - Es Dojo Judo en Palma de Mallorca y Judo videos

domingo, 26 de enero de 2014

Deportes de combate: 5 cosas a tener en cuenta en la preparación física

Una de las cosas que más se escucha en deportes de combate y artes marciales, como el Judo, el boxeo o el MMA es que la base de una buena preparación física es el cardio. Cardio, cardio y más cardio. Sí, la persona que suele estar convencida de esto también repite esta palabra hasta tres veces. Con bastante énfasis.

Esto no está mal, pero en muchas ocasiones significa realizar un número de ejercicios aleatorios, quizás de alta intensidad, pero que no trabajan en absoluto la biomecánica y la psicomotricidad del atleta. La movilidad en atletas de deportes de combate o practicantes de artes marciales es un elemento muy importante, sin embargo el objetivo de dicho trabajo de cardio es cansar al atelta y poco más. Es evidente que es mejor que no hacer nada, pero lo que tiene que buscar siempre un atleta en su entrenamiento es la eficiencia. Según la definición de la RAE, la eficiencia es la capacidad de disponer de alguien o de algo para conseguir un efecto determinado.

En nuestra opinión, es mucho más eficiente la preparación física de un atleta que no sólo realiza entrenamientos de cardio/aeróbicos.

1- La respiración no es una cosa más, es una habilidad.
2- El nivel técnico del atleta determinará el nivel de esfuerzo que requerirá.
3- Conseguir conservar la energía y ser eficiente en ello es también una habilidad.
4- El cardio es una herramienta útil, pero específica.
5- Sólo tenemos una serie de horas a lo largo de un día para entrenar.

Ahora, vamos a profundizar un poco más en ello:

1. La respiración


Como cualquier otra cosa en el entrenamiento de deportes de combate o artes marciales, las respiración es algo que puede ser entrenado. Una forma de hacerlo, entre otras, es limitar la respiración sólo a los conductos nasales, es decir, sólo por la nariz. Esto regulará las cantidades que puedes tomar y te hará sentirte más cómodo. La respiración es algo que realizamos muchas, muchas veces cada día. Es una acción que puede ayudarnos mucho a la hora de entrenar y de competir. Conviene aprender a hacerlo correctamente y a entrenando como si de otra habilidad se tratara.

2. Nivel técnico y eficiencia en el gasto energético


Aquí es de donde viene la crítica hacía el acondicionamiento físico en deportes de combate o artes marciales que se basa sólo en el cardio. Cuando más tiempo gastes practicando y mejorando tus habilidades técnicas, requiriendo a la vez altas dosis energéticas, más eficiente en la conservación de dicha energía serás. Lo que quiere decir, es que tu cuerpo se adaptará mejor al gasto energético si entrenas esos movimientos específicos con intervalos de alta intensidad o períodos largos de tiempo.

3. Acondicionamiento


Michael Phelps es probablemente el atleta con mayor resistencia del mundo. Sin embargo, esta resistencia es altísima dentro del agua. Si lo sacas fuera del agua, es probable que sea un atleta mediocre. Sí, con una musculatura increíble y unas condiciones físicas espectaculares, pero su acondicionamiento está basado en un medio como el agua. Esto también está relacionado con el punto número 2. El cuerpo se adapta mucho mejor cuando se realizan movimientos específicos. Si sólo se hacen flexiones, sentadillas y burpees, no estás preparando tu cuerpo para realizar un llave en condiciones. Claro que es mejor que nada, pero si se puede adaptar a lo más parejo, ¿por qué no hacerlo?

4. Tiempo limitado


Los deportes de combate y las artes marciales son actividades físicas que requieren que un atleta sea muy completo. Pero el tiempo es limitado. En nuestra opinión el entrenamiento para la preparación física debería de estar enfocado hacía la movilidad, flexibilidad y el entrenamiento de la fuerza. Pero sólo estas tres variables ya requieren de mucho tiempo de entrenamiento. Lo suyo sería dedicar una parte del entrenamiento a la preparación física, que incluyera estas tres variables y el resto del tiempo a la mejora de las habilidades de deporte o artes marcial en concreto.

Calidad en el movimiento: se trata de tener un equilibrio entre la coordinación y la flexibilidad, ejecutando los movimientos con precisión. Es muy importante mantener y mejorar la flexibilidad en un atleta para prevenir lesiones.

Fuerza: el entrenamiento de la fuerza se basa en ejecutar pocas repeticiones, con la máxima intensidad posible. Es decir, si realizas una serie de 4-5 repeticiones, que las dos últimas cueste mucho hacerlas. Para ello, uno pensará que son necesarias las pesas, pero con la carga del propio peso también se puede hacer ejercicios de este estilo. Por ejemplo, flexiones haciendo el pino o dominadas con lastre.

Mejora tu habilidad en la movilidad, hazte más fuerte y dedica el tiempo restante a mejorar y desarrollar tus habilidades como atleta.

Fuente: Fight Camp Conditioning

Otros artículos que quizás también te interesen:

Judoka: 5 ejercicios de fuerza y resistencia
Para incrementar la fuerza: entrena los antebrazos

Esta entrada fue publicada por primera vez en http://www.esdojo.es/