Google El sistema Senpai y Kohai - Es Dojo Judo en Palma de Mallorca y Judo videos

sábado, 7 de junio de 2014

El sistema Senpai y Kohai

El sistema Senpai y Kohai son términos aplicados en la cultura japonesa. En Japón se puede encontrar este sistema en prácticamente cualquiera de los niveles que tiene la sociedad. Desde la educación, pasando por el trabajo y sobretodo las artes marciales japonesas. La sociedad japonesa es un tipo de sociedad muy marcada por la jerarquía.

Por ejemplo, en Japón son muy comunes los baños públicos ("onsen" y "ofuros"), donde la gente va a bañarse. La razón es que antiguamente la mayoría de casas japonesas estaban construidas principalmente con madera, y también el material que había dentro de ellas. A la hora de lavarse y calentar el agua por aquel entonces, el único mecanismo disponible era el fuego. Sin embargo, ya sabemos lo peligroso que puede ser tenerlo cerca de la madera. Así que decidieron crear baños públicos y así minimizar los riesgos. Se dice que dentro de un baño público, concrétamente dentro de una de las bañeras de agua caliente, todos los hombres eran iguales, independientemente del rango que tuvieran. Por eso era común poder ver a campesinos hablando de tú a tú con samuráis dentro de bañera. Al salir del baño público, el mismo campesino no podía dirigirse de ninguna manera al samurái con el que había estado hablando, salvo que éste se lo exigiera. El idioma japonés, como la sociedad japonesa, es una lengua muy jerárquica, donde hay que saber qué términos utilizar en cada momento y con cada persona.



El sistema Senpai y Kohai es sencillo. Entre dos personas que habitualmente pasen mucho tiempo juntas en un mismo sitio, hay una de ellas que es un mentor (Senpai) y otra que un protegido (Kohai). La mayoría de las veces el Senpai es la persona de mayor edad y el Kohai es más jóven. El Senpai tiene la función de proteger y enseñar allí donde está a sus kohais. De darles la experiencia que el Senpai ha ganado por llevar más tiempo en ese sitio, y advertirles, protegerles o aconsejarles para que puedan progresar más y mejor. Por otro lado, el Kohai debe guardar respeto a su Senpai y hacerle caso en aquello que le diga o le aconseje.

Hace poco un judoka de Es Dojo tuvo la pregunta de qué pasaba cuando dos eran del mismo nivel, edad, o llevaban en mismo tiempo en un sitio. En este caso, los japoneses se llaman por su nombre o utilizan otros sufijos más propios del idioma y no del sistema Senpai y Kohai (como por ejemplo, -chan, -kun, -san, etc...) En los otros casos, suelen añadir al final del nombre el sufijo "senpai". Por otro lado, un Senpai se dirige a su Kohai por su nombre, sin utilizar ningún tipo de sufijo.

Viendo el planteamiento así, parece un buen sistema. La idea, en mi opinión, es muy buena. El problema es que como en la mayoría de ideas utópicas, muchas de las veces se acaban desviando el sentido original. He visto el sistema Senpai y Kohai bien aplicado, pero no era así la mayoría de las veces. En general y sobretodo en los colegios, institutos y universidades, que es donde se suele empezar a aplicar este sistema, los senpais se aprovechan de su condición y en muchas ocasiones tratan mal a sus kohais. Perdiendo esa parte que dice: proteger y enseñar. 

Al final, como los kohais han recibido un mal trato de sus senpais, piensan que en el futuro podrán hacer lo mismo con los jóvenes compañeros que vienen detrás. Y la historia se repite. Generalmente, si un kohai no ha sido tratado bien por sus senpais, suele dar el mismo trato cuando él mismo es un senpai.

Algunas anécdotas que me pasaron en Japón en cuanto al sistema Senpai y Kohai


Un día entrenando en el dojo se me calló un cristal de las gafas que andaba suelto. Le expliqué a Koki, alumno de 3º curso y buen amigo, lo que me había pasado y le pedí a ver si me podía ayudar. Koki dijo que no se preocupara. Dando un pequeño grito, dijo: "ichinen se!" Esto vendría a significar: "los de primer año!". Acto seguido acudieron 30 judokas de primer año (kohais) y Koki les explicó lo que me había pasado. Ellos se pusieron a buscar el cristal de las gafas y pasados unos pocos minutos, lo encontraron.

Otro día, en una de las fiestas que se dieron en la residencia, fueron invitadas chicos y chicas del club de Judo. Había una amiga de primer año que llegó un poco más tarde. La vi en la puerta y fui a saludarla. Le dije que pasara a comer algo, pero ella no quiso. Cuando le pregunté porqué, me dijo que es porque habían sólo senpais de tercer año y era raro que sólo estuviera ella de primer curso. Prefirió esperar en la puerta a que llegaran otras chicas de primer año.

senpai i kohai
Chicas del Dojo de Budai

En otra fiesta del mismo tipo, había sentados varios judokas. Ofrecí comida a todos ellos, pero por casualidad, empecé de izquierda a derecha. Como algunos kohais estaban en la izquierda, se sintieron muy incómodos de coger comida antes que sus senpais, que estaban sentados al lado, pero todavía no habían comido. Algunos cogieron algo, pero con bastante incomodidad. Otros, rechazaron la comida hasta que sus senpais hubieron comido.

Los kohais de primer año no podían faltar, salvo lesión (y aún así deben hacer acto de presencia), ni a los entrenamientos de la mañana de correr, ni a los entrenamientos de Judo de la tarde. También son los que barren el tatami antes de empezar la clase y al acabar. Si hay que quitar u ordenar tatami, se encargan ellos. Cuando se está haciendo randori, son los que deben de proteger si alguien continúa en el suelo para que otros compañeros no caigan encima.

Por otro lado, también he visto a senpais al final del entreno explicar cosas de Judo a kohais, y hacer nage komis juntos. Así como bromear y disfrutar de la relación. No todos los senpais trataban mal a sus kohais. Aunque por desgracia, en artes marciales como el Judo y el Kendo, no es lo habitual. De hecho, hay muchos casos de escándalo al respecto. Por ejemplo, el último afectó al campeón del mundo Shohei Ono de la universidad de Tenri.

Generalmente, cuanto más tradicional es el lugar, más salvaje es el sistema Senpai i Kohai. Por ejemplo, en el Sumo. El Sumo es uno de los deportes nacionales. Es un símbolo de la sociedad japonesa, como pueda ser el sushi o las geishas. Sin embargo, el mundo de los Sumos es muy tradicional y el sistema Senpai i Kohai puede ser muy duro. En otra parte de la sociedad japonesa donde se aplica el sistema Senpai y Kohai de forma muy estricta es en la Yakuza.



Conclusiones del sistema Senpai y Kohai


Lo dicho anteriormente. La idea es buena. Los más mayores enseñan y protegen a los más jóvenes o a los que llevan menos tiempo. Por otro lado, los más jóvenes respetan y hacen caso de los consejos de sus senpais. Sin embargo, en Japón, muchas veces este sistema está corrupto y en muchas ocasiones el Senpai abusa de su condición.





Esta entrada fue publicada por primera vez en Es Dojo
Si esta entrada te ha gustado, ¡compártela en Facebook o Google+!