Google Es Dojo Judo en Palma de Mallorca y Judo videos: julio 2014

jueves, 24 de julio de 2014

miércoles, 23 de julio de 2014

Judo Femenino: Campeonato secundaria Japón 2014 IPPONES



Foto de eJudo


Esta entrada fue publicada por primera vez en Es Dojo Si esta entrada te ha gustado, ¡compártela en Facebook o Google+!

martes, 22 de julio de 2014

Desde bien pequeños: la importancia en los detalles y en las formas

En el siguiente vídeo podemos ver cómo el árbitro de esta competición infantil, corrige de forma insistente al uno de los niños competidores para que realice el saludo correctamente. Es importante, desde bien pequeños, remarcar estos pequeños detalles. Para que luego, cuando sean mayores, le den importancia que tiene.




Esta entrada fue publicada por primera vez en Es Dojo Si esta entrada te ha gustado, ¡compártela en Facebook o Google+!

lunes, 21 de julio de 2014

sábado, 19 de julio de 2014

Castelldefels Judo: Concentración internacional + Randori de Takato y Ono

El pasado fin de semana se celebró en Castelldefels, como cada año, una de las mayores concentraciones de Judo a nivel internacional. Hemos podido recoger dos vídeos en los que aparecen los campeones del mundo Naohisa Takato y Shohei Ono haciendo randori.

Foto de RFE Judo







Esta entrada fue publicada por primera vez en Es Dojo
Si esta entrada te ha gustado, ¡compártela en Facebook o Google+!

Curso de Frederic Dambach en Es Dojo

El pasado mes de Junio Es Dojo tuvo la suerte de que el judoka francés Frédéric Dambach viniera a hacer y a enseñar un poco de Judo a Palma de Mallorca. Dambach es un profesor francés que lleva años enseñando su estilo de Judo, particular, pero eficiente. Además, tiene una forma de explicar muy didáctica y amena.

El Judo de Fred se caracteriza principalmente por ser muy relajado, circular y de utilizar mucho todo el cuerpo para generar desplazamiento y desequilibrio en uke.

judo en baleares
Foto en Es Dojo con Dambach (segundo empezando por la izquierda). Foto de Pedro Vera

De las cosas que más nos han gustado es la filosofía que tiene Dambach para con el Judo. Estas son las principales cosas que nos intentó transmitir:

1. Las bases son muy importantes


Durante los 3 días que estuvo practicando Judo con nosotros, Dambach le dio mucha importancia a lo que son las bases del Judo. Que incluyen cosas como el kuzushi y el tsukuri, y los diferentes tipos de desplazamientos. Los entrenamientos empezaban con un leve calentamiento de las articulaciones y pasábamos a practicar los tipos de desplazamientos durante un rato. Las pulsaciones subían muy rápido. Dambach le dio mucha importancia a esto a la hora de desplazar a uke y generar movimiento en él.

2. Generar movimiento y desplazamiento en uke


Para poder proyectar a uke con facilidad y sin utilizar en exceso la fuerza, es importante generar movimiento con todo tu cuerpo sobre él. Para esto, Dambach enseñó diferentes tipos de movimientos, desplazamientos y ejercicios que ayudaban a entender este concepto.



3. Relajación y anticipación


Insistió mucho en que para hacer Judo hay que estar relajado y practicar mucho el tai sabaki. El tai sabaki es lo que nos da seguridad para poder hacer Judo pié y centrarnos en atacar. Dambach tiene un Judo en el que a penas hay tensión, pero que también es muy complicado proyectarle.

4. Se puede practicar Judo a cualquier edad


Es impresionante cómo hacía randori Dambach a sus cincuenta años. Hizo con la mayoría de judokas de Es Dojo y nos proyectaba con una facilidad pasmosa. Además de que era muy complicado conseguir tirarle. Como Manolo Campos o Kosen Judo, se puede practicar Judo hasta cualquier edad. Pero el camino es relajarse, disfrutar y aprender a caer.

5. Uchikomi clásico, no muy eficientes


No cree mucho en el uchikomi estático, en el que no hay desplazamiento. Cree más en practicar la repetición de la técnica en movimiento y fijándote en cómo se mueve uke o cómo debes de moverlo para que sea más fácil generar desplazamiento en él. La repetición adaptada a lo que es más parecido a la realidad del randori.

A continuación se puede ver una serie de vídeos grabados por Pedro Vera (¡gracias Pedro!), en los que Dambach sale haciendo randori con nosotros.

Desde aquí queremos dar las gracias a Fred de que viniera a Mallorca a enseñarnos un poco de Judo!














Esta entrada fue publicada por primera vez en Es Dojo
Si esta entrada te ha gustado, ¡compártela en Facebook o Google+!

viernes, 18 de julio de 2014

jueves, 17 de julio de 2014

Grand Prix Ulaanbaatar 2014: -66kg Takajo (JPN) - Dovdon (MGL)



Foto de eJudo


Esta entrada fue publicada por primera vez en Es Dojo Si esta entrada te ha gustado, ¡compártela en Facebook o Google+!

miércoles, 16 de julio de 2014

Judo Grand Slam Tyumen 2014: Gran combate -60kg entre Kitadai (BRA) y Kido (JPN)





Esta entrada fue publicada por primera vez en Es Dojo Si esta entrada te ha gustado, ¡compártela en Facebook o Google+!

Judo Grand Slam Tyumen 2014: Sankaku Jime (Trabajo de suelo de Fukuoka)



Bandera de Tyumen

Esta entrada fue publicada por primera vez en Es Dojo Si esta entrada te ha gustado, ¡compártela en Facebook o Google+!

Judo Grand Slam Tyumen: Oshima (JPN) Morote seoi nage



Esta entrada fue publicada por primera vez en Es Dojo Si esta entrada te ha gustado, ¡compártela en Facebook o Google+!

Competición Judo Infantil en Japón (III)


Esta entrada fue publicada por primera vez en Es Dojo Si esta entrada te ha gustado, ¡compártela en Facebook o Google+!

Judoka: Kyuzo Mifune

Kyuzo Mifune es uno de los judokas más famosos de la historia. Paradigma de la suavidad en el Judo y discípulo directo de Jigoro Kano, Kyuzo Mifune alcanzó el 10º Dan y se mantuvo haciendo Judo durante toda su vida.

Kyuzo Mifune nació un año después de que el Kodokan fuera fundado. El 21 de Abril de 1883, en la ciudad de Kuji. Prefectura de Iwate. Aparentemente fue un chico difícil de llevar. Se pasaba el día haciendo travesuras y convenciendo a otros amigos de su misma edad para que las hicieran con él. Cuando cumplió los 13 años, su padre, un hombre muy estricto y que daba mucha importancia a la disciplina, envió a Mifune a un instituto en la zona de Sendai, al Norte de Japón. Allí, Kyuzo Mifune descubrió el Judo y en poco tiempo descubrió lo mucho que le apasionaba. A la edad de 14 años, consiguió vencer hasta nueve oponentes en un torneo entre institutos.

kyuzo mifune
Kyuzo Mifune (izquierda) con Jigoro Kano (derecha)

Cuando acabó su etapa en el instituto, Mifune se fue a Tokyo para entrar en la universidad de Waseda. Una vez en Tokyo y de forma inmediata, Mifune intentó acceder al Kodokan para poder seguir su práctica de Judo. Durante esos días, tendría que tener una entrevista personal con Jigoro Kano.

Finalmente, Mifune consiguió entrar en el Kodokan. A pesar de que no conocía a nadie allí dentro, Mifune consiguió batir a Sakujiro Yokoyama, que era conocido como el Demonio Yokoyama. Cuando cumplió 22 años, su padre empezó a sospechar que Mifune dedicaba más tiempo al Judo que al propio estudio en la universidad de Waseda. Por lo que le exigió que buscara un trabajo y se pusiera a trabajar. Mifune estuvo durante un tiempo en un periódico local de Tokyo, vendiendo anuncios y empezando algún que otro proyecto empresarial para ganarse la vida. Nunca dejó el Judo de lado.

Poco tiempo después, finalmente Mifune consiguió el primer Dan de Judo que lo convertía en cinturón negro. En sólo 6 meses más, Kyuzo Mifue consiguió el segundo dan  a través de participar y ganar varios campeonatos seguidos. Debido a su habilidad y a su velocidad, Mifune ganó en poco tiempo bastante reputación y empezó a ser un judoka reconocido.

En 1912 ya era sexto dan e instructor del Kodokan. A la edad de 30 años y por recomendación de su padre, se casó.

Durante los siguientes 20 años la reputación de Kyuzo Mifune fue aumentando. Cuando tenía 40 años, tuvo un combate con un luchador de sumo que pesaba cerca de 140 kilos. Mifune por aquel entonces, sólo pesaba 65 kilos. Sin embargo, consiguió vencer a este luchador proyectándole con kukinage. Era una persona que comía con moderación, dormía en una cama de estilo occidental y no fumaba. En 1937 Jigoro Kano lo elevó al grado de 9 Dan.

Cuando Jigoro Kano murió en 1938, Jiro Nango se convirtió en el presidente del Kodokan. Sin embargo, Mifune pasó a ser el instructor de mayor influencia. Muchos estudiantes venían de muy lejos para recibir las enseñanzas de Kyuzo Mifune y leer sus escritos. El 25 de Mayo de 1945 se le otorgó el décimo Dan. El cuarto de los siete hombres a los que se las otorgado dicho grado. En 1956 escribió un libro sobre Judo que se convirtió en un clásico: El Canon del Judo. Este libro, aún hoy en día, es una gran exposición sobre la historia del Judo, su filosofía y sus técnicas.



Tras la Segunda Guerra Mundial, la influencia que tuvo en el Judo Mifune fue muy importante. Su habilidad fue probablemente la más elegante vista nunca en el Kodokan. Su Judo dinámico y su fluidez para efectuar las técnicas fueron un ejemplo perfecto para enseñar el Judo en Japón y en el resto del mundo. Algunos historiadores remarcan que el Judo en el Kodokan era mucho más rígido y duro antes de la Segunda Guerra Mundial.



En 1964, Kyuzo Mifune sirvió como uno de las principales personas para inaugurar los Juegos Olímpicos de Tokyo de ese mismo año. Sin embargo, poco tiempo antes se le había diagnosticado un cáncer en la garganta. Mifune falleció el 27 de Enero de 1965, a la edad de 81 años. A su muerte, fue el último décimo Dan del Kodokan.

English:

Kyuzo Mifune is one of the most famous judoka in history. Paradigm softness in Judo and a direct disciple of Jigoro Kano, Mifune Kyuzo 10th Dan reached and kept doing Judo lifetime.

Kyuzo Mifune was born one year after the Kodokan was founded. The April 21, 1883, in the city of Kuji. Iwate Prefecture. Apparently it was a tough guy to wear. The day he spent playing pranks and convinced other friends of the same age so that made ​​him. When he was 13, his father, a very strict man and gave much importance to the discipline, Mifune sent to an institute in the area of Sendai, northern Japan. There Judo Kyuzo Mifune discovered and soon discovered how much he was passionate about. At age 14, he got beat up nine opponents in a tournament between institutes.

When he finished his time at school, Mifune went to Tokyo to enter Waseda University. Once in Tokyo and immediately, Mifune Kodokan tried to access in order to continue its practice of Judo. During those days, would have to have a personal interview with Jigoro Kano.

Finally, managed to enter the Mifune Kodokan. Although he did not know anyone there, got beat Mifune Sakujiro Yokoyama, who was known as the Devil Yokoyama. When he turned 22, his father began to suspect that Mifune Judo spent more time at the studio in Waseda University. So he demanded that she get a job and get to work. Mifune was for a time in a local newspaper in Tokyo, selling ads and starting some other business venture for a living. We never left the side Judo.

Shortly thereafter, Mifune finally got the first Dan Judo black belt made ​​it. In just 6 months, took second Kyuzo Mifue given through participating and winning several championships in a row. Because of his skill and speed, Mifune quickly gained quite a reputation and began to be a recognized judoka.

In 1912 it was sixth dan instructor of Kodokan. At the age of 30 years and on the recommendation of his father, he married.

During the next 20 years Kyuzo Mifune's reputation grew. When I was 40, I had a bout with a sumo wrestler weighing about 140 kilos. Mifune at the time, weighed only 65 kilos. However, he managed to beat this fighter by projecting with kukinage. He was a man who ate sparingly, slept in a western style bed and did not smoke. Jigoro Kano in 1937 ranked him as Dan 9.

When Jigoro Kano died in 1938, Jiro Nango became the president of the Kodokan. However, Mifune became the most influential instructor. Many students came from far away to be taught by Kyuzo Mifune and read his writings. The May 25, 1945 was awarded the tenth Dan. The fourth of the seven men who were the awarded that grade. In 1956 he wrote a book on Judo that became a classic: The Canon of Judo. This book, even today, is a major exhibition on the history of Judo, its philosophy and techniques.

After World War II, the influence he had on the Judo Mifune was very important. His ability was probably the smartest ever seen in the Kodokan. Its dynamic Judo and fluidity to make the techniques were a perfect example to teach Judo in Japan and elsewhere. Some historians stress that the Kodokan Judo was much more rigid and hard before WWII.

In 1964, Kyuzo Mifune served as one of the main people to inaugurate the Tokyo Olympics of that year. However, a short time before had been diagnosed with throat cancer. Mifune died on January 27, 1965, at the age of 81. At his death, he was the last tenth of the Kodokan Dan.

Esta entrada fue publicada por primera vez en Es Dojo
Si esta entrada te ha gustado, ¡compártela en Facebook o Google+!

domingo, 6 de julio de 2014

Entrevista a Manolo Campos: el más veterano de Es Dojo

Manolo Campos es un judoka malloquín que practica Judo actualmente todos los martes en Es Dojo. Especialista en ne-waza, Manolo lleva practicando Judo varias décadas. Hemos tenido la suerte de que Manolo haya estado dispuesto a escribir una entrevista para Es Dojo y que nos cuente las experiencias que ha ido acumulando a lo largo de su larga experiencia como Judoka y como persona.

Siguiendo las entrevistas que hace Es Dojo a nuestros judokas más reconocidos: primero fue con el capitán Edu Miró, después con Pedro Machado y ahora le toca a Manolo Campos. Todo un lujo.

Personalmente puedo decir que Manolo Campos reúne estas tres cualidades como persona y como Judoka:

1. Humildad: es el primero que no se considera un sensei. Y no deja que le llamen como tal. Se considera un practicante de Judo. Que está dispuesto a ofrecer lo que ha aprendido a los judokas menos experimentados en este arte marcial.

2. Respeto y elegancia: Probablemente sólo haya visto a algunos japoneses cuando estuve en Japón tener la elegancia y el respeto que Manolo tiene cuando está en un tatami.

3. Perfeccionismo: tanto a nivel técnico de Judo, como de arbitraje, Manolo es un perfeccionista. Le gusta cuidar el detalle y estudiarlo. Siempre se puede mejorar.

Habiendo hecho esta pequeña introducción, pasamos a ver las respuestas que Manolo Campos nos ha respondido. A disfrutar.

Manolo Campos recogiendo un premio junto a Miguel Ángel Bisquerra (presidente de la Federación Balear de Judo y DDAA). Foto cortesía de Pedro Vera

1. ¿Cuándo empezaste a hacer Judo?

Empecé en 1970. De modo que llevo 44 años practicando Judo.

2. ¿Cómo era el Judo en aquella época? Cuando empezaste, me refiero...

El Judo que se hacía era muy básico, ya que los profesores de aquella época no tenían unos conocimientos técnicos avanzados debido a que hacía poco tiempo que se había implantado el Judo en Mallorca (en el resto de las islas tardó bastante más en llegar). Además, no existían los medios que hay hoy en día para aprender técnicas nuevas. Por Internet se pueden ver infinidad de vídeos de grandes maestros que enseñan su tokui-waza (técnica preferida o principal técnica), tanto de Judo pié (tachi-waza) como de Judo suelo (ne-waza).

Hoy en día, los profesores de nuestras islas suelen ser muy buenos técnicos en ambas modalidades, ya que se preocupan de asistir a seminarios técnicos tanto a nivel local, como a nivel nacional e internacional. Y esto repercute en los buenos resultados que se consiguen tanto a nivel regional, inter-regional y nacional.

3. ¿Sigues practicando Judo hoy en día?

Tengo la gran suerte de estar todavía en condiciones de entrenar a buen nivel. No obstante, con los más fuertes del club tengo problemas ya que no suelo poder con ellos. Pero algo de guerra les doy y siempre les digo que no se descuiden ya que si lo hacen ¡les puedo dar un susto! y alguno les doy, ja ja ja.

4. ¿Qué edad tienes ahora?

El 12 de Enero de 2015 cumpliré 70 años.

5. ¿Judo pié o Judo suelo?

Judo suelo (ne-waza) por dos motivos:

a) El primero es porque siempre ha sido mi modalidad prefrerida.
b) El segundo es porque en Judo suelo uno se lesiona menos que en Judo pié.

Hace muchos años que dejé de practicar tachi-waza, sobretodo porque siempre he sido perseguido por las lesiones. Llevo dos operaciones de menisco y una de ligamentos en un hombro. Son operaciones de quirófano de las antiguas, es decir, 12 o 13 días en la clínica y un mínimo de dos meses de rehabilitación. Además de incontables lesiones menos graves, pero fastidiosas para mi, porque vivía solo y ello me dificultaba en demasía el poder realizar mis tareas domésticas y profesionales.

6. ¿Qué es lo que más te gusta de Es Dojo?

La verdad es que me gusta todo. Hay un ambiente muy bueno ya que los compañeros que practican Judo allí son todos unas personas muy agradables y educadas. Las cuales me hacen sentir muy bien debido al gran respeto que me demuestran tener y yo se lo agradezco de corazón. ¡¡Muchas gracias colegas!!

7. ¿Tokui-waza (técnica especial o preferida)?

Mis técnicas especiales o favoritas son el Juji-gatame y el sankaku (en todas sus formas: sankaku-jime, sankaku-gatame, etc...). Años atrás marcaba muchos ippones con ellas pero ahora ya no es tan fácil aplicarlas. Sobretodo el Juji-gatame ya que ahora el nivel que hay en el club para evitar que lo aplique es muy alto y para defenderse de él también lo es. Chicos, chicos... ¡¡¡Estáis aprendiendo demasiado!!! Ja, ja, ja.

Juji Gatame


8. Manolo, danos tu opinión sobre la nueva reglamentación de arbitraje.

Las reglas de arbitraje actuales para la competición han mejorado bastante, pero no lo suficiente como para conseguir aplicar los criterios más justos, lógicos y adecuados posibles.

Permíteme que te cuente algo. Aunque parezca imposible, llevo casi 30 años escribiendo un libro sobre arbitraje, el cual denominaré si un día ¡por fin puedo terminarlo! "Arbitarje: la asignatura pendiente del Judo". Porque esto, aún hoy en día es una realidad.

Comentario:

El hecho de llevar tantos años escribiéndolo, se debe a distintos motivos: uno es que después de largo tiempo estudiando un caso X, buscar soluciones válidas a los problemas que éste genera, escribirlo y repasar multitud de veces lo escrito (para evitar que pudiera haber algún error u omisión sobre algo importante), van los comisionarios de arbitraje de la FIJ y aprueban oficialmente lo que yo sugería ¡vaya, me lo han pisado! Exclamo yo. Tiempo perdido, porque no sirve para nada el tiempo dedicado a él.

Otro motivo es, que cuando escribí años atrás un análisis sobre un caso o tema X, al volver a leer muchos años después, no me gustaba la redacción que le había dado y lo modificaba casi todo con otras palabras que eran más adecuadas. Luego venían las correspondiente múltiples revisiones por si estaba bien lo escrito o había algo más que modificar.

Manolo Campos arbitrando. Foto cortesía de Pedro Vera
Otra motivo que te puedo decir, es que por ejemplo cuando se oficializa un nuevo criterio X, con el cual yo no estoy de acuerdo con él por motivos X, pues tengo que añadir a lo ya escrito mis opiniones al respecto. Sugerencias sobre lo que yo creo que sería lo más adecuado hacer. Así como el porqué de lo que propongo. Naturalmente, con las correspondientes múltiples revisiones para asegurarme de que no hay error en lo que propongo ya que criticar (de forma constructiva naturalmente) algo que los responsables de arbitraje de la FIJ aprueban oficialmente a nivel mundial, es algo muy serio, pero si creo que es necesario y lo es muchísimas veces, Lo hago con todas las consecuencias negativas que me puedan acarrear, por el bien del Judo en general.

Estos son los tres motivos principales de porqué no llego a terminar el libro. Hay muchos más, pero para no extenderme demasiado lo dejo ahí.


Lo que sí me gustaría decir, es que si un día lo publico, será la solución definitiva para que el arbitraje deje de ser la asignatura pendiente del Judo. Estoy completamente seguro de ello. Siempre, naturalmente, que los máximos responsables del arbitraje de turno, aprueben los criterios que en el libro expongo y son muchísimos. Además, si se siguiera lo que expongo en un apartado del libro denominado: técnica de arbitraje; subiría de forma significativa el nivel técnico de los árbitros. Ya que ahora, y siento mucho decirlo, muchos de ellos carecen de él. Esto lo digo con pena, pero desgraciadamente es así. No sólo a nivel regional, sino también a nivel nacional e internacional.

Para terminar la pregunta que nos ocupa, decirte (y te doy mi palabra de ello y mi palabra es lo más válido que tengo, a parte de la salud, como es lógico), que llevo casi 30 años dedicando un mínimo de 2 a 3 horas diarias en escribir el libro. ¡¡Cómo se nota que me apasiona el arbitraje!! Ja, ja, ja.

Manolo Campos arbitrando. Foto cortesía de Pedro Vera


9. ¿Qué opinión tienes del Judo japonés?

El Judo japonés es totalmente distinto al Judo occidental. Los occidentales normalmente hacen un Judo de Fuerza. Porque en la mayoría de los casos atacan sin desequilibrar lo suficiente al adversario y si lo acaban proyectando o derribando, es por la fuerza que ejercen en sus ataques. Si esto ocurre, es porque salvo excepciones, los occidentales no utilizan el tsurite (tirón o desplazamiento lateral de una solapa, sólo con la mano. Así se consigue disimular más el tirón o desplazamiento lateral que si se hace con mano y brazo). Ni tampoco el hikite (tirón de una manga con la mano y brazo). Lo cual, haciéndolo al unísono, es la clave para desequilibrar al adversario hacía delante, o hacía un lado, sin a penas fuerza. Sobretodo hacía delante. (Recuérdamelo en el club y os enseñaré a todos cómo se hace)

Sin embargo, el Judo japonés es muy diferente ya que pocas veces se ve a un cinturón negro japonés y mucho menos a un gran campeón japonés entrar una técnica sin haber tirado previamente o al mismo tiempo de la solapa y la manga del adversario. Y por esto, la mayoría de veces que aplican una técnica marcan Ippon sin a penas esfuerzo porque no proyectan o derriban al oponente por fuerza, sino por haberlo desequilibrado previamente y esto lo habrás podido comprobar cuando estabas entrenando en Japón ¿no?

Foto de eJudo

Comentario:

Es muy posible que muchos judokas avanzados o incluso cinturones negros no hayan oído hablar nunca del tsurite y el hikite. Cuando, como acabo de decir, son dos acciones fundamentales para desequilibrar al adversario antes o al mismo tiempo que se ataca.

La traducción literal en japonés de estas dos palabras es la siguiente:

Tsuri= pescar
Te= mano

Con la traducción literal de estas dos palabras, no se puede llegar a la conclusión de lo que quiere decir en concreto. La traducción menos literal y que se entiende mejor vendría a ser: estirar la solapa del adversario como si se estirara de una caña de pescar cuando un pez se come el cebo. Es decir, sólo con el movimiento de una mano.

Hiki= estirar
Te= mano

Con la traducción literal, al igual que la anterior palabra, tampoco se puede llegar a la conclusión de lo que quieren decir en concreto estas dos palabras juntas. En este caso en particular, no es otra cosa que se tiene que estirar de la manga del adversario con la mano y el brazo, ya que el brazo de uke es más largo que la distancia que hay entre el pecho de uke y sus solapas.

No me extraña que si a uno le dicen la traducción literal de tsurite y hikite no llegue a la conclusión de lo que estas dos palabras combinadas significan en el Judo que no es ni más ni menos que lo que acabo de explicar. Y si yo lo sé, es gracias a que tuve la gran suerte de entrenar y semi convivir largo tiempo con un buenísimo competidor japonés que teníamos en el Shubukan llamado Shigeru Fukusaka al que torpedeé a preguntas. No sólo sobre el significado de las palabras japonesas que hay en el Judo, sino también sobre arbitraje (que también sabe muchísimo) y pude tomar buenas notas sobre todo ello. ¡¡Muchísimas gracias Fuku!! No estés enfadado conmigo (ahora lo está un poco). Yo te quiero y respeto muchísimo, como tú bien sabes. Y si ocurrió lo que ocurrió fue porque tenía motivos justificados para no hacer lo que me pedías. Perdóname quieres...

Otra cosa que los judokas japoneses de nivel alto tienen muy en cuenta a la hora de atacar, es la dirección correcta para realizar el ataque. Ellos buscan el ángulo de ataque que produzca un desequilibrio inmediato y sin posibilidad de que uke pueda reaccionar para defenderse o poder contraatacar. Esto, también recuérdamelo en el club y os enseñaré a todos qué ángulos son, los cuales cambian según la dirección del ataque (hacía delante, hacía atrás, hacía un lado, etc). Ya que es sumamente importante que se conozca esto.


Comentario:

También es muy posible que a muchos cinturones marrones e incluso cinturones negros, no les hayan enseñado nunca los ángulos o direcciones en la que se tienen que dirigir los ataques. Cuando es verdaderamente importante que se sepa, por lo dicho al respecto. Yo era 2º Dan y nadie me lo había enseñado. Fue un compañero del club Shubukan y gran competidor que me lo enseñó. Lo cual, le agradezco mucho por la importancia que tiene ¡¡¡Muchas gracias Felio Brenes!!! Eres el number one.

Para terminar esta pregunta que nos ocupa decir, que otra cosa que hacen los judokas japoneses de nivel alto, es aplicar el principio en que se basa el Judo, que es conseguir los máximos resultados, con el mínimo esfuerzo y una forma de conseguirlo, es empujar cuando el adversario nos estira o estirarlo cuando éste nos empuja. De esta manera, por una parte, la fuerza que ejerce el oponente contra uno se vuelve contra él mismo, y por otra, al sumarse la fuerza de uno a la que ejerce el otro, se duplica la fuerza que ejercemos contra nuestro adversario. Por consiguiente, con menos fuerza conseguimos un ataque más fuerte. Y esto no es ni más ni menos que conseguir un máximo resultado con un mínimo esfuerzo.

Comentario:

''Hay un ejemplo muy gráfico sobre el tema de aplicar el principio sobre el que se basa el Judo.
Que es el de la puerta. Me explico, si uno empuja una puerta con fuerza para abrirla, y otro que está en la parte opuesta de la misma, también empuja con fuerza para mantenerla cerrada, si de repente, éste último deja de empujarla con fuerza y pasa a estirar de ella con fuerza, el otro se caerá de bruces sin poderlo evitar. Esto es así sin duda alguna. Y cuanto más fuerza haga al empujar para intentar abrirla, más fuerte se caerá hacia delante. Si el que está en la parte opuesta de la puerta empujando con fuerza para que no se abra de repente, simplemente deja de empujarla, el que la empuja con fuerza para intentar abrirla como mínimo se desequilibrará hacia delante. Lo cual, en caso de un combate de Judo el oponente se podría servir de su autodesequilibrio para atacarlo o contrarlo. 

Y al revés pasa exactamente igual, es decir, si uno estira con fuerza una puerta para cerrarla y otro que está en la parte opuesta de la misma también estira de ella con fuerza para mantenerla abierta, si de repente éste último deja de estirarla con fuerza y pasa a empujarla con fuerza, el otro irremediablemente se caerá hacia atrás. Esto también es así sin duda alguna. Y como ocurre en el caso anterior, cuanto más fuerza haga al estirarla, más fuerte se caerá hacia atrás. Y si el que está en la parte opuesta de la puerta, estirando de ella con fuerza para que no se cierre, de repente simplemente deja de estirarla, el que la estira con fuerza para intentar cerrarla, como mínimo se desequilibrará hacia atrás. Lo cual, en caso de un combate de Judo podría pasar lo dicho anteriormente, siempre naturalmente que tanto en este caso, como en el anterior el que estira o empuja con fuerza, lo haga de verdad, es decir con propósitos reales de querer abrir o cerrar la puerta. Sino es así, nada de lo expuesto ocurriría. Y esto nos enseña una cosa muy importante, que en Judo, nunca tenemos que empujar o estirar al adversario de forma alocada. Es decir, a lo bestia. Sino que siempre tenemos que controlar nuestras acciones de empujarlo y estirarlo. Si lo hacemos así, nos evitaremos sorpresas negativas, como que de repente nos encontremos en el suelo porque nos han marcado ippon. ¡¡Tomad todos buena nota de lo que acabo de decir, si lo hacéis, os evitaréis posibles problemas graves o irreversibles!! He dicho, Ja, ja, ja. 



Siguiendo con la pregunta del Judo japonés, en occidente se aplica poco el principio en que se basa el Judo (máximo resultado o rendimiento con el mínimo esfuerzo) desequilibrio, y esto es una de las causas de que los occidentales, salvo excepciones naturalmente, hagan un Judo de Fuerza. Ya que al utilizar normalmente sólo su propia fuerza, necesitan más fuerza para conseguir derribar o proyectar a sus adversarios.

El principio en que se basa el Judo también se puede aplicar en el ne-waza (Judo suelo). En algunos casos, cuando nos intentan girar y tiran de nosotros o nos empujan, estando boca abajo en cuadrupedia, por ejemplo. O cuando nos intentan aplicar sankaku y nos estiran. O también cuando el oponente intenta sacar una pierna que tenemos controlada con las nuestras y tira de ella, etc y al único que he visto ponerlo en práctica a la perfección a lo largo de tantos años como judoka, es a nuestro compañero de club Pedro Machado. Como es lógico, este hecho le suele dar muy buenos resultados. Esto lo digo por experiencia propia, que a pesar de saber lo que me va a hacer, no consigo frenarlo. Sobretodo cuando le intento aplicar sankaku. Machado, Machado.... que buen judoka eres y además completo, ya que en tachi-waza también das mucha caña ¡¡¡Enhorabuena!!!

Observación:

Pasemos a ver ahora lo que hace Machado en cada uno de los tres casos expuestos:

1. Cuando el otro le estira para intentar girarlo, enseguida que puede lo empuja. Y cuando el otro le empuja con el mismo fin, enseguida que puede tira de él, con lo cual en ambos casos la mayoría de veces queda encima del otro. 

2. Cuando el otro tira de él para intentar aplicar sankaku, enseguida que puede lo empuja, con lo cual ocurre lo dicho en los dos casos anteriores.

3. Cuando el otro estira su pierna para intentar sacarla (con lo cual normalmente se desequilibra un poco hacia atrás), enseguida que puede lo empuja, bien sólo con sus manos, o bien con ambas manos y con el dorso o empeine de un pié que previamente o colocarlo debajo de la rodilla que el otro tiene levantada. Con lo cual (como ocurre en los otros dos casos), la mayoría de veces termina encima del otro. Bien porque lo ha volteado, o bien porque ha logrado que se apoye sobre su espalda. De modo, que si han tenido éxito sus acciones, en los tres casos expuestos pasa de una posición de desventaja a una favorable. Y todo gracias a que ha aplicado el principio en el que se basa el Judo.

Conclusión: en los casos expuestos, Machado une su fuerza a la que hace el otro y por consiguiente, se dobla su fuerza, con lo cual, con menos fuerza consigue mejores o máximos resultados, de ahí que le felicite por ello.

10. ¿Cuáles son tus judokas preferidos?

Yo tengo tres judokas favoritos. Porque en tachi-waza hacen un judo redondo, es decir, sin utilizar la fuerza, y además, los tres tienen un ne-waza súper, súper. Uno es, como no, Kashiwazaki sensei. El otro es Neil Adams y el tercero era Sergio Cardell, el cual, muy desgraciadamente falleció años atrás en un accidente de moto (chicos, cuidado con las motos, sobretodo si son de gran cilindrada, como era la de Sergio). Cuando estaba en la más alto como Judoka... ¡Descansa en paz Sergio! Miro a menudo tus fantásticos vídeos técnicos. Gracias por habernos enseñado tantas cosas, tanto en tachi-waza, como en ne-waza.


Katsuhiko Kashiwazaki


11. ¿Te quedas con la bici o con el Judo?

Como tú sabes, me he quedado con las dos, aunque tengo que reconocer que desde hace años me tira más la bicicleta y la prueba está en que entreno un día a la semana Judo y tres con la bici.

12. Y la pregunta del millón: ¿Cómo se llega a poder practicar Judo como tú lo haces a tu edad?

Ja, ja, ja. ¡Esto es un secreto que no te voy a desvelar! No, es broma. Mira, lo fundamental, es tener la salud suficiente como para poder practicar un deporte y yo gracias a dios la tengo (aunque también tengo algunos achaques debido a mi edad).

En segundo lugar, el deporte que practiques, lo tienes que llevar en la sangre. Te tiene que apasionar y a mí el Judo me apasiona.

En tercer lugar, tienes que tener una gran fuerza de voluntad para ir al gimnasio cuando no tienes demasiadas ganas de ir por motivos X (no tienes el cuerpo fino para ir a cansarte, está lloviendo, etc.)

En cuarto lugar, tienes que ser constante en las cosas que haces. En este caso practicar Judo.

En quinto lugar, tienes que ser disciplinado y si por ejemplo te has propuesto firmemente seguir practicando Judo, lo tienes que hacer y punto.

Y en sexto lugar, tienes que aceptar que cosas que antes conseguías con relativa facilidad, ahora no es tan fácil lograrlo. Por una parte, porque a los compañeros del club que antes les marcabas puntos, han mejorado mucho a nivel técnico. Tanto para atacar, como para defender. Y por otra parte, y ésta es la causa principal, porque las condiciones físicas que uno tiene (reflejos, rapidez, coordinación, etc) a los 69 años no son las mismas que cuando tienes 30 o 40 años. Y mucho menos cuando tienes unos 20 años. Esto es así por ley de vida. Yo diría, mejor dicho, por ley de años.

Estas son las respuestas a tu pregunta del millón. La cual, agradezco mucho porque me da pié a comentar lo siguiente: El tener una gran fuerza de voluntad, el ser constante en lo que haces, el ser disciplinado en todos los ámbitos de la vida (deportiva, privada, profesional...), son hábitos que me ha enseñado el Judo, cuya filosofía está formada por múltiples principios positivos. Como los que acabo de exponer, además de otros tantos, como: el respeto a los demás, la humildad, la sencillez, el cumplir con la palabra dada (aunque nos perjudique cumplirla), el ser amable con nuestros semejantes, etc etc.

Manolo Campos, a la izquierda del todo, en el trofeo Ne-waza de Baleares 2012 con otros judokas de Es Dojo
Respecto al punto anterior, decir que yo siempre les he dicho a mis alumnos que tenemos que tratar a las personas como si fuéramos a pedirles un favor importante para nosotros o para otros. En estos casos, ¿verdad que somos amables? Pues así tenemos que ser siempre, les decía.

También les decía a mis jóvenes alumnos (niños), que se tiene que ir por el mundo intentando hacer la vida agradable a los demás y para conseguirlo, se puede empezar por ser amable. Con todos nuestros semejantes. Aunque uno sea superior a ellos en algún campo de la vida. Por ejemplo, en el trabajo. Uno es el jefe y el otro es un subordinado. O por ejemplo, ya que estamos hablando de Judo, uno es un gran maestro y el otro es un cinturón blanco o por ejemplo, en el colegio, uno es el que saca las máximas notas y el otro es el que las saca más baja. De ahí que esté tan contento de practicar Judo y de seguir su filosofía, ya que con ella he podido contribuir con mi granito de arena en formar a muchísimos niños con los principios que he expuesto. Porque estoy totalmente convencido, de que si lo siguen, en el futuro serán ciudadanos de bien y buenos profesionales, sea cual sea su profesión. Por el contrario, y sin dichos principios, el fracaso tanto personal como profesional está asegurado, sin duda alguna. A muchos de mis antiguos alumnos (ahora personas adultas), me consta (ya que mantengo contacto con ellos), que les va muy bien. Tanto en lo personal, como en lo profesional y espero, que uno de los motivos de su éxito haya sido el hecho de haberme hecho caso en las observaciones y consejos que les di en su día. Si es así, estaré totalmente satisfecho, porque este era el objetivo de todas las conversaciones que mantuve con ellos acerca de los principios que tienen que seguir para ser:

-Buenos deportistas.
-Buenos compañeros.
-Buenos ciudadanos. 
-Buenos cónyuges o compañeros sentimentales.
-Buenos empleados.
-Buenos empresarios. Etc, etc.

Muy importante

Debido a los principios en los que se basa el Judo, en su día, la Unesco lo consideró como el deporte más recomendable para niños y niñas de 6 a 14 años. ¡Principalmente por sus valores formativos!

Hoy en día, se está perdiendo el inculcar a los judokas de cualquier edad, los principios fundamentales del Judo (lo cual, es verdaderamente lamentable, porque como dije líneas atrás, sin ellos, el fracaso tanto personal, como profesional, está asegurado) y si esto ocurre, se debe a que muchísimos profesores y maestros occidentales no forman judokas, sino simples luchadores. A mí, lo que me enganchó del Judo, fueron precisamente los principios que indica su filosofía.Ya que formas de luchar hay muchas. Podría haber elegido cualquiera de ellas. Si sólo se tratara de luchar. Pero, ninguna de ellas inculca principios positivos como los expuestos que formen al practicante, tanto en lo deportivo (juego limpio, etc) ,como en lo personal (educación, respeto, humildad, etc).

Desde estas líneas, pediría a los posibles maestros, entrenadores y monitores de Judo que puedan leer esta entrevista, ¡¡que formen buenos judokas!! y no sólo buenos luchadores, competidores o campeones. Puesto que no se pueden perder los principios que el Judo nos indica seguir. Ya que sin ellos, muchas personas que podrían convertirse en todo lo expuesto líneas atrás, no lo harán. Y esto es verdaderamente lamentable, por el bien de futuros ciudadanos. Una vez dicho esto, prosigamos con tu última pregunta.



13. Llegamos a la última pregunta. Por tu experiencia, has estado en muchos clubs. ¿Qué tal es el nivel del Dojo hoy en día?

Bueno, de hecho, sólo he estado en tres clubs. Empecé en el Judo Club Palma, donde estuve hasta cinturón verde. luego me fui al Club Shubukan y estuve allí hasta que lo cerraron. Después, durante muchos años (unos 15), no entrené en ningún club sino que entrenaba con mis propios alumnos mayores. Actualmente estoy en Es Dojo.


Club Shubukan hace años. Con Mitsunori Sato (arriba) y Shigeru Fukusaka (abajo)

En cuanto a la segunda parte de esta pregunta, decir que el nivel técnico en ne-waza (que es el que conozco), ha subido muchísimo desde que yo empecé a entrenar ahí gracias al empeño que tienen nuestros profesores Silvia Brocal y Bernat Tomás en enseñar técnicas y más técnicas en todas sus formas; ataque, defensa, combinaciones, encadenamientos, giros del oponente, sacar una pierna cogida por el adversario, etc.

Y ahí están los resultados. Que no sólo no puedo con los cinturones negros, sino que incluso los azules y marrones (algunos de 17 y 18 años) me ponen muy difícil marcarles un ippon y si me descuido un poco o cometo un fallo me lo marcan ellos a mí. ¡¡Ay, ay, ay chicos, os voy a dar un caponcete eh...!! Ja, ja, ja.

Es Dojo
En plan de broma, cuando estamos todos en fila para terminar la clase, le suelo decir a Bernardo: ¡¡No les enseñes tanto que después nos van a pegar!! Al tiempo, señalo a los alumnos  lo digo en broma. Pero esto es lo que ya está pasando. Al menos conmigo, aunque como es lógico lejos de que me sienta mal lo que ocurre es que estoy muy contento de ver cómo los jóvenes suben su nivel técnico y me consta, que Silvia y Bernardo se sienten muy orgullosos de ver que sus enseñanzas dan sus frutos.

Para terminar esta entrevista, quiero agradecer públicamente a Roberto Espinosa el haberme dado la oportunidad de poder comentar algo de mi vida deportiva y personal ¡¡¡Muchas gracias Robertito!!! Eres un crack, tanto como deportista, como persona. Te considero un buen judoka y para que yo considere a alguien como tal, tiene que tener inculcados todos o la mayoría de los principios que nos indica la filosofía del Judo. Y tú los tienes ¡enhorabuena!

Aclaración

No hace falta que alguien sea un buen campeón, para considerarlo un buen judoka. Pero si encima lo es, que es lo que tú eres, mayor respeto te tengo. 

Me hubiera gustado tener un hijo como tú, es decir, con tu forma de ser, con tus cualidades humanas y deportivas, etc. ¡¡Pero!! esto es muy difícil que alguien lo reúna, así que me he quedado con las ganas. ¡¡Un beso muy fuerte!! y ¡¡No cambies nunca ya que como eres ahora eres un 10!!

Manolo Campos. 

Palma, 12 de Junio de 2014



Esta entrada fue publicada por primera vez en Es Dojo
Si esta entrada te ha gustado,¡compártela en Facebook o Google+!